lunes 23 noviembre, 2020
Inicio Noticias Entre pizzas y brazadas Diego Vera busca su boleto olímpico

Entre pizzas y brazadas Diego Vera busca su boleto olímpico

95 views
«El que se mete a nadador debe mantenerse dentro del agua».  Diego Vera ha escogido este sacrificado deporte y mire que lo decidió en un país que atraviesa por una situación catastrófica que no diferencia entre atletas, obreros, empresarios o, cualquier ciudadano del común, aunque este le haya dado las suficientes glorias a los colores nacionales en toda clase de Juegos de Ciclo olímpico.

El atleta tachirense del año 2019 estuvo de visita por su tierra natal para tramitar la renovación de su pasaporte. Sin este documento, no podrá asistir a sus compromisos internacionales. El primero de ellos, el 23 de mayo en Francia, luego el 9 de junio en Portugal y el 15 del mismo mes en Budapest. Toda esta base competitiva la necesita para llegar con la opción de asegurar su participación en el clasificatorio olímpico dispuesto para el 16 de julio.

Aunque el apoyo que recibe de los entes gubernamentales es inversamente proporcional a la exigencia que se ha trazado para representar a Venezuela en la magna cita del deporte universal, Diego no avizora un futuro atlético vistiendo otros colores que no sean los de Venezuela. ”Son razones que forman parte de mi ser y en este momento ni yo, ni el equipo que está en Bolivia pensamos en aceptar cualquier otra nacionalidad”, afirma tajantemente el mejor exponente, en la actualidad, de las aguas abiertas del país.

PIZZAS POR PISCINA 

El equipo tachirense de aguas abiertas formado por el entrenador Adalberto Vargas se convirtió en el punto de enfoque de la dirigencia deportiva nacional por su gran versatilidad y excelentes resultados. A pesar de ello, sus integrantes, nunca recibieron el reconocimiento y el apoyo necesario que se merecían.

Si querían seguir formando parte de la élite del deporte nacional debían tomar la decisión de emigrar y así lo hicieron. Su parada fue la ciudad de Sucre en Bolivia donde montaron una pizzería para costearse los gastos de alojamiento, alimentación y pagar por el uso de la piscina. “Entrenamos y atendemos la pizzería. Esa fue la formula que encontramos para asegurarnos nuestra preparación”, ha dicho Diego Vera.

En los planes inmediatos del equipo está mudarse a la ciudad de Cochabamba donde han recibido oferta para administrar una piscina que les servirá para entrenarse y seguir y devengando algún sustento.

Si algo llama la atención durante la entrevista es la determinación del nadador tachirense a no distraerse de sus objetivos. En sus gestos y palabras no hay reproches hacia quienes tienen la responsabilidad de cumplir las leyes deportivas del país y asegurarles las condiciones plenas para que desarrollen sus potencialidades.

“He visto al ministro del deporte, me lo han presentado, pero de ahí, nada más”, afirma Diego, quien parece resumir la atención que le presta el gobierno en la obtención de una prórroga de su pasaporte. No lograr la prórroga por un consulado venezolano en Bolivia ya dice el interés de las autoridades deportivas venezolanas por sus atletas. De ahí podemos deducir y encontrar las razones que los llevan a experimentar formas de supervivencia en otros países.

PUERTAS ABIERTAS SIN CONDICIONAMIENTOS 

La Nación Deportes
El directorio del IDT expresó su apoyo incondicional al campeón Diego Vera, quien regresará a Bolivia para proseguir su preparación.

En visita a la sede del Instituto del Deporte Tachirense, el campeón Diego Vera, ha recibido formalmente la distinción como atleta del año 2019. El directorio del IDT encabezado por su presidente, Ismael Carreño, le ha esperado para felicitarle y ofrecerle el apoyo que se merece un gran campeón.

“Sabemos que Diego y el equipo de aguas abiertas ha sido fichado por el estado Miranda, respondiendo a las promesas incumplidas que le hizo la gestión anterior. Pero, aun así, le estamos participando que puede contar con el apoyo del IDT para cualquier situación o contingencia que se le presente. Vamos a apoyar al equipo, en lo que esté a nuestro alcance, sin ningún condicionamiento, solo por el hecho de que son tachirenses. Ese es nuestro deber”, expresó el presidente del IDT Ismael Carreño.

/Vía Prensa IDT/

- Advertisment -