El negocio de jugar en Asia: ostentosos salarios y baja competencia

114

Falcao García pasó unos días de pretemporada en China con el Mónaco y parece que ese tiempo por tierras asiáticas le permitió revivir viejos rumores que lo vinculan a un futuro cercano en el fútbol de ese país. Actualmente, el salario de Falcao oscila en los 8 millones de euros, pero esa cifra puede incrementar en esa lejanía.

En ese sentido, L’Equipe publicó este miércoles que el delantero colombiano tendría una opción para ir a jugar a ese país en enero, pues su contrato con el Mónaco expira en el 2020 y el club del Principado estaría en sacar provecho para seguir con la renovación de su plantilla.

Más allá de lo futbolístico, China es un paraíso monetario para los jugadores que buscan pasar sus últimos años en un nivel medio y con buen ingreso económico. Aunque el objetivo de ese país es potencializar a sus jóvenes para apuntarle a ganar el Mundial del 2050 y para eso han buscado hacer más competitivo su fútbol local, que no es la mayor atracción culturalmente.

Sin embargo, tras las costosas transacciones que estaban haciendo los equipos para llevar figuras mundiales a sus modestos equipos, la Asociación China de Fútbol le impuso a los clubes un impuesto en el que 100% del valor de los jugadores extranjeros debe para desarrollar a las categorías juveniles. Con esta reforma, los clubes pararon los ostentosos traspasos, pero le apuntaron a jugadores jóvenes de medio nivel o experimentados con buenas condiciones a quienes pueden aumentarles sus salarios.

Esa bonanza tuvo éxito en algunos jugadores y muchos de los futbolistas que están allí estuvieron en el top-10 de los mejores pagados del mundo en el 2017 (las cifras están en euros). Oscar, en el Shanghai Sipg, gana 24 millones; Lavezzi, en el Hebei Fortune, gana 23 millones; Hulk, en el Shanghai Sipg, gana 20 millones, Graziano Pellé, en el Shandong Luneng, gana 17 millones y pasan sus días en el fútbol de ese país. Recientemente, Paulinho cambió Barcelona para volver al Guangzhou Evergrande y se dice que recibe 15 millones de euros por temporada. Además, Carlos Tévez llegó a ser el jugador mejor pagado del mundo antes de la renovación de contrato de Messi en Barcelona.

Japón, un mercado emergente
Las ‘bombas’ asiáticas de este último mercado se dieron en Japón. Andrés Iniesta dejó Barcelona y, según la ‘Cadena Ser’, estos son los dos aspectos económicos que ayudaron al español a decantarse por ese país: Contrato a tres años por 24 millones de euros cada uno y que su negocio de bodegas de vino llegará a ese país para expandir su negocio personal.

Fernando Torres es otro de los jugadores españoles que recientemente se unieron a la experiencia de jugar en Asia. Según los medios de su país de origen, el delantero recibirá 6.2 millones de euros por temporada.