sábado 28 mayo, 2022

Descenso

26 views
Pueblo Nuevo fue testigo del descenso azucarero. (Foto/ Carlos Eduardo Ramirez)
Pueblo Nuevo fue testigo del descenso azucarero. (Foto/ Carlos Eduardo Ramirez)

Se acabó la permanencia en la división dorada del Ureña SC, cayó en la tarde de ayer, 5 goles por 1 ante el Deportivo Anzoátegui, duelo disputado en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, y que contó con poca presencia de la fanaticada.

Errores e inocentadas garrafales condenaron al cuadro azucarero al descenso, tras conocer la noticia de la victoria del Portuguesa 2×0, ante el ya descendido Deportivo Petare. Ureña lo intentó pero la fortuna y el buen planteamiento contrincante le complicaron un partido valioso para sus aspiraciones por la permanencia en la Primera División del Fútbol Profesional Venezolano.

El declive azucarero comenzó a los 17 minutos, cuando Charlis Ortiz aprovechó un descuido del guardameta local, quien salió a despejar sin tomar en cuenta el esférico y dejó el balón servido al delantero, quien a sangre fría impulsó la pelota hacia al fondo de las redes.

Cinco minutos más tarde Rolando Escobar aumentó la ventaja para la visita, resultado que dejó el 2×0 parcial en el pizarrón y con ello terminó la primera mitad. Se esperaba una reacción de los tachirenses, la arenga en la tribuna principal buscaba animar a sus jugadores, aunque no se escaparon algunos desadaptados que se dedicaron a recriminar al colectivo futbolista y a los jueces que hacían valer los lineamientos del encuentro.

Cinco minutos de la segunda mitad le dieron la ilusión a los locales, Alexis Vargas colocó el único tanto que puso a soñar al cuadro azucarero y mediante el cual esperaba una remontada que nunca llegó.

Al 53, Néstor Calenón aumentó la ventaja para el Deportivo Anzoátegui; tanto que encendió las alarmas en los fronterizos, los cuales se tiraron al ataque en búsqueda de goles que les resolviera el partido y les conservara en la categoría dorada del balompié profesional criollo. 10 minutos bastaron para la hecatombe ureñense. La “Serpiente” Escobar volvió a perforar las redes contrarias y aumentó la pizarra en 4×1.

Ya con el Ureña volcado al ataque, sin esperar nada a cambio, echando toda la carne en asador, como quien se juega su vida, abocó sus líneas a la ofensiva; ya no le importaba la vulnerabilidad de su arco, situación que hizo valer el Anzoátegui y agregó uno más en su cuenta colectiva. Manuel Madori anotó para los orientales el último gol.

El Deportivo Táchira perdió su boleto a la Copa Libertadores tras perder ante el Deportivo La Guaira 2×1; mientras que Carabobo derrotó al Monagas y sentenció al aurinegro a la segunda posición de la tabla acumulada.

Así pues terminó la travesía azucarera en el mejor fútbol del país. La Segunda División les aguarda, una liga que ya conocen. (Favio Hernández)

- Advertisment -