Damas goleadoras

0
65

El compromiso se realizó en el Campo Alterno de Pueblo Nuevo. (Foto/Tulia Buriticá)
Aplastante fue la actuación de Deportivo Táchira femenino, quienes durante la calurosa tarde de ayer derrotaron a su similar del Zulia por marcador de 3 goles a 0, en el juego llevado a cabo sobre el césped natural del Campo Alterno de Pueblo Nuevo.
Con anotaciones de Sandra Luzardo, Daniela Romero y Yaylin Medina, la escuadra aurinegra conquistó esta victoria, que les acerca a los puestos que otorgan boletos para la Semifinal de la Liga Superior Femenino de Fútbol Profesional Venezolano.
Táchira salió en búsqueda del gol, tratando de encajar rápidamente para irse adelante en la pizarra y manejar las acciones del partido con mucha más tranquilidad, pero siempre aparecieron las defensoras visitantes, sumado a la buen actuación de la arquera rival que se dedicó a repeler cuanto balón iba con dirección de gol.
Se tuvo que esperar hasta el minuto 31 para abrir el luminoso. La Vinotino y central andina, Sandra Luzardo, cambió por diana un tiro penal, colocando el 1-0 parcial en el marcador, con ventaja para las tachirenses.
Las petroleras se desesperaron y quisieron igualar pero las imprecisiones y nerviosismo les jugaron en contra, haciendo meter la pierna fuerte y tornando su esquema táctico en golpes, haciéndolas meritorias de varias cartulinas amarillas.
Así pues terminaron los primeros 45 minutos del cotejo, y dar paso al periodo complementario, tiempo en que pareciera que había llegado el despertar de las zulianas, quienes propusieron más y buscaron el empate durante primero pasajes de la segunda mitad. Contrario a ello, Táchira salió perdida y cedió espacios que por poco les pasaron factura y les encajaron.
Sin embargo el Zulia fue menguando poco a poco su ofensiva y las locales aprovecharon el bajón en el juego adversario para volver a reinstaurar su dominio, producto de eso vino la segunda anotación por intermedio de Yailyn Medina, a los 70 minutos.
Los banquillos comenzaron a moverse, dando inicio a la entrada y salida de jugadoras que cambiaron las alineaciones iníciales y modificaron los esquemas tácticos primarios.
Nueve minutos más tarde llegó el tercer y lapidario gol aurinegro, gracias a la mediocampista Daniela Romero, quien colocó la última diana para su equipo. El resto del duelo fue calmado y tranquilo, ambos planteles se dedicaron a la administración de la pelota y a esperar que el principal diera el pitazo final del partido.
(Favio Hernández)