Colombia goleó a China 4×0

73
(Foto/La Nación) Colombia continuará preparándose para la Copa del Mundo Rusia 2018.

Tras media hora de juego un despiste de la defensa colombiana, unido a un resbalón del meta Cuadrado, estuvo a punto de dar al delantero estrella de China, Wu Lei, el gol del empate, si bien el punta asiático no consiguió finalmente disparar a puerta.

En los últimos minutos de la primera parte estuvo a punto de llegar el segundo gol colombiano merced a un cabezazo del defensa del Tottenham Davinson Sánchez, que tuvo que salvar al borde mismo de la línea el zaguero Feng Xiaoting.

Tras el descanso China logró rehacerse algo y Wu Lei gozó de la mejor ocasión de los locales en el partido gracias a un pase lejano de Zhao Xuri que le dejó a solas con el guardameta Cuadrado, aunque éste reaccionó bien en prácticamente la única intervención que tuvo que hacer en los 90 minutos.

Pero la reacción china fue un espejismo y pronto llegó la jugada del segundo gol: en uno de esos ataques chinos sin apenas peligro, Borja recuperó un balón en buena posición, lanzó un pase de 40 metros a Bacca, y éste supo deshacerse del único defensa que le acechaba para batir al portero por bajo.

Minutos después el propio Borja, la estrella del encuentro pese a haber disputado sólo su segunda mitad, marcaba el mejor gol, una espectacular volea al recibir un pase de Lermacontra el que el cancerbero chino no pudo hacer nada.

Quedaban 20 minutos en los que volvió el monólogo colombiano: Aguilar fue bien sustituido en la dirección del juego por Wilmar Barrios, y el del Boca Juniors fue el encargado de repartir el juego ante una defensa china realmente aturdida.

Lerma, del Levante, también estuvo colosal como distribuidor y fue otro destacado del partido, reivindicándose de cara a la lista final de Pékerman para Rusia 2018.

El marcador pudo aumentar con varias ocasiones más de la Tricolor, y finalmente el cuarto tanto llegó en el descuento, con Avilés Hurtado y Borja prácticamente solos ante el portero rival, una jugada en la que el primero regaló el gol al segundo y éste no perdonó.

AP

Compartir