Armas, casinos y animales exóticos, la oscura historia de los Hanks, los dueños del club que contrató a Diego Maradona 

Diego Maradona llegó a México y se le ve feliz como hacía mucho rato no se lo veía. Su inesperada contratación para dirigir a un club desconocido para muchos, los Dorados de Sinaloa, parece ser la fuente de su nuevo entusiasmo. Contento de volver a México donde hace años levantó la copa de campeón del mundo queda eclipsado por la noticia y el furor que ha levantado en la tierra de un humilde club de apenas 15 años de vida.

Dorados ha aparecido en el mapa futbolístico mundial, y hasta se señaló que el mismísimo Pep Guardiola se puso su camiseta en el tramo final de su extensa carrera como futbolista.

Jorgealberto, el dueño de Dorados y el que hizo el contacto con Maradona.

 

De lo que poco que se ha hablado es de los Hanks, una familia con mucho poder económico que es dueña del club, y que tiene, aunque se esfuercen por ocultar, una historia bastante oscura, en la que se entremezclan acusaciones,  lujos insólitos, manejo de políticos al más alto nivel y hasta relaciones con el crimen organizado, que en México ha sido el cáncer de los últimos años.

Quién es Jorgealberto Hank

Jorgealberto Hank es el personaje que podemos vincular primeramente con Maradona. Simpático y conversador, es el dueño de Dorados y de los Xolos de Tijuana,  que juega en la Primera de México y dirigieron, entre otros, Antonio Mohamed, Eduardo Coudet y el venezolano César Farías. Sin embargo, se dice que el hombre fuerte del clan es su padre y la cabeza del Grupo Caliente, Jorge Hank Rhon, propietario de una gran red de casinos que tiene presencia en 19 estados de México, hoteles (con casinos), una agencia de viajes ejecutivos y corporativos para grandes firmas, un club hípico, un galgódromo, un zoológico y hasta un colegio, además que hace años fue alcalde de Tijuana por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Como sacado de novela de narcos, detalla el Clarín de Argentina que en México se dice que que Jorge Hank Rhon, de 62 años, es un personaje al que se lo respeta y se le teme por igual. Se le ha señalado de operar sus negocios muy cerca de la ilegalidad y de posibles vinculos con el narcotráfico, pero no se le puede desconocer que goza de enorme simpatía entre los habitantes de Sinaloa, especialmente los de bajos recursos.

Escarbando en su historia en el 2011, por ejemplo, fue detenido diez días luego de encontrarsele en su casa más de 80 armas. Pero adujo que todo se trató de una operación política en su contra.

Jorge Hanks Rhon, de pelo corto y afeitado, en una de sus campañas políticas.

“Es un hombre polémico sin duda, pero tiene mucha gente que lo apoya y le quiere, es una especie de mecenas”, le contó Víctor Clark, director del Frente Binacional de Derechos Humanos y catedrático de centro de estudios latinoamericanos de la universidad de San Diego, California, a AFP. Y añadió: “Hank Rhon tiene una faceta filantrópica de apoyo a necesitados, a diario hay gente en su oficina solicitando algún apoyo y se los da. Financia anónimamente operaciones, tratamientos médicos”.

Su relación con los medios de comunicación es un episodio aparte. Hank, a quien llaman “El Ingeniero”, suele ser muy cuidadoso con las formas… siempre y cuando no le hagan referencia a los narcos

“Si le pides una entrevista, siempre va a acceder. Se porta amable, es muy hábil para responder, pero hay que tener cuidado”, relata un periodista de Tijuana que pide quedar en el anonimato.

Un hecho que nadie olvida fue el asesinato de Héctor El Gato Félix, del semanario Zeta, en 1988, el único de Tijuana que se atrevió a indagar en las actividades de Hank Rhon. Por este crimen fueron detenidos y condenados dos de los guardias de seguridad del político. Como hecho curioso ya uno de los implicados, salió libre en 2015 y volvió a formar parte de la seguridad del “Ingeniero”.

Parecido a un capo colombiano, con gustos no muy normales, tiene un zoológico y ha sido señalado de tráfico de especies exóticas, pero jamás ha sido hallado culpable.

Misógino

Hank Rhon se define a sí mismo como amante de las pieles y los animales. Aunque su “animal favorito”, como dijese alguna vez, son las mujeres. Actualmente, va por su tercera esposa, ya que de la primera se divorció y “enviudó” de la segunda. Y cuenta que tiene alrededor de unos 20 hijos, sumando los propios con los de sus parejas. ¿Un dato más? Uno se llama Tigre resalta el Clarín.

Toda una perla según reseña  El Clarin de Argentina