PES vuelve a sus raíces

65

La última edición del simulador de fútbol de Konami está diseñada para cautivar no solo a nuevos jugadores, sino también a muchos que la jugaron en el pasado.

Una recurrente queja de los videojugadores que se enfrentaban a un partido de PES, el simulador de fútbol de Konami, era la de su dificultad. Por años, la empresa japonesa premió la fidelidad de sus seguidores con ligeros cambios en la jugabilidad, pero para quien era ajeno a la franquicia jugar un partido podía ser un problema. Un problema que parece corregido con la edición del 2020.

La última edición del simulador, denominada eFootball PES 2020, es esencialmente una experiencia total de fútbol. Desde que se inicia la consola, Konami invita al usuario a jugar. En este juego, la pelota es lo más importante y es sobre la que gira el juego.

De hecho, PES se ha esmerado en recrear hasta el mínimo detalle la experiencia de un partido real del deporte más popular del mundo. Los ambientes en los estadios y los rostros de los jugadores son cada vez más reales, y sus gráficos hacen olvidar, por un breve momento, que se está jugando un simulador. Los movimientos de los jugadores son también más naturales y la toma de decisiones de la computadora es cada vez más inteligente.

La dificultad de los partidos es algo que en eFootball PES 2020 no evita disfrutar de una gran experiencia. Cada partido es diferente, pues la computadora pocas veces repite las mismas acciones. El jugador tiene que, entonces, variar sus formas de jugar, pues no necesariamente la estrategia que sirvió para ganar un partido alcanza para ganar el siguiente. Anotar gol no es tan fácil.

En cuanto el juego, el balón se maneja con una libertad que sorprende. Los movimientos de los jugadores son fluidos y su toma de decisiones depende bien del usuario. Konami ha trabajado para que cada vez más sea el jugador quien se haga cargo de los hechos de los partidos y es poca o casi nula la interferencia de la CPU en sus acciones. Otra gran adición fue la posibilidad de realizar fintas y filigranas, que le dan más herramientas a los usuarios para jugar sus partidos. Sin duda es un juego mucho más accesible para quien nunca había jugado esta franquicia.

Así mismo, la cámara por defecto es muy cómoda. Abarca gran parte de la cancha y nos da una visión clara del posicionamiento de los jugadores sin necesidad de ver constantemente el minimapa. Por momentos parece un partido de verdad.

Respecto a los modos de juego, eFootball PES 2020 ofrece los mismos modos de juego que en las últimas versiones, pero sin duda el que más peso tiene es la Master League, que da la oportunidad de tomar el papel de director técnico y mediante algunas escenas en las que motivaremos a nuestros jugadores y tomaremos decisiones, impactaremos el rumbo de nuestro club. Los modos online también son parecidos a la entrega del año pasado.

Las licencias son otra brecha que PES ha intentado reducir respecto a su competencia. Si bien todavía eFootball PES está lejos de FIFA en términos de permisos, Konami se anotó importantes goles con la adquisición en exclusividad de equipos como la Juventus FC, el FC Barcelona, el Manchester United, Boca Juniors y River Plate. El caso de la Juventus es especial, pues pocas veces un equipo tan importante de la escena europea le da la espalda al simulador de EA Sports para quedarse con el juego de Konami.

eFootball PES 2020 cuenta actualmente con ocho estadios de diferentes equipos de Sudamérica, entre ellos la Bombonera y el Monumental, y Europa, como el Camp Nou, Allianz Arena y Old Trafford, entre otros. Los cuales lucen idénticos a los reales. Se espera que más adelante aumente el número de estadios gracias a la licencia de la Euro 2020 que se activará gratuitamente más adelante para todos los dueños de una copia del juego.