Pellegrini no tuvo piedad con Riquelme: “Quería ser el número uno y hacía estupideces” 

Pellegrini no tuvo piedad con Riquelme:
Pellegrini no tuvo piedad con Riquelme: "Quería ser el número uno y hacía estupideces" 

Manuel Pellegrini hizo historia en el Villarreal. Con el Ingeniero como entrenador, el club español se consagró campeón de la ya extinta Copa Intertoto de la UEFA en 2004, clasificó por primera vez al Submarino Amarillo a la Champions League 2005/06, en donde llegó a las semifinales, y fue subcampeón de la Liga de España, en 2008.

“Cuando llegué al club y dije lo que esperaba hacer, nadie me creía. Pero cuando empezamos a trabajar, y los jugadores tenían la confianza para hacerlo, obtuvimos muchos logros. Debes hacerlo paso a paso para mantener esa mentalidad”, aseguró Pellegrini. Y agregó: “Para mí, Villarreal es un ejemplo de cómo un club debe ser administrado por un propietario”.

Bajo su mandato, se destacaron grandes figuras como Diego Forlán, Marcos Senna, Santi Cazorla, Gonzalo Rodríguez, Juan Pablo Sorín, Guillermo Franco, Rodolfo Arruabarrena, y Juan Román Riquelme…

Sobre este último, en diálogo con el medio británico The Independent, el hoy entrenador del West Ham inglés aseguró que Román “con su calidad, puede jugar (en un fútbol de) hace 30, 20, 10 años o de ahora. Donde él quiera…”.

Pero… Si bien comenzó con elegios, luego fue tajante: “Riquelme no era uno de los mejores jugadores, no era un jugador top porque tiene otros problemas. Hace varios años, en ese momento, tenía una falta de madurez. Quería ser el número uno y hacía estupideces”, disparó.

Aunque, luego, agregó que “como jugador podía hacer lo que quisiera y jugar en cualquier Liga, en la que él quisiera…”. Juan Román Riquelme jugó en el Villarreal entre 2003 y 2006, en donde encontró en el uruguayo Diego Forlán a uno de sus mejores socios en el ataque. Sin embargo, el Diez sufrió en el club amarillo uno de los momentos más frustrantes de su carrera, al fallar el penal decisivo que podía llevar al tiempo extra la vuelta de la semifinal de la Champions League, ante el Arsenal inglés

“El Ingeniero” Pellegrini dirige hoy a un West Ham que se encuentra en la mitad de la tabla de la Premier League, con 33 puntos, única competición en disputa, ya que quedó afuera de la FA Cup y de la Copa de la Liga. Le haría falta un Riquelme y un Forlán para repetir la campaña del Submarino español.