jueves 25 febrero, 2021
InicioCuriosidadesCaso Gareth Bale: suplente más caro del mundo, lo que gana sin...

Caso Gareth Bale: suplente más caro del mundo, lo que gana sin jugar

442 views

Si lo trasnochó saber lo que factura Lionel Messi en FC Barcelona, va a tener que tomar mucha valeriana para procesar lo que cuesta Gareth Bale. Al menos el argentino juega, pesa, rompe récords. Al galés le pagan lo que le pagan por sentarse en el banquillo.

A sus 31 años, Bale regresó al Tottenham aparentemente para salir del tedio de no jugar en Real Madrid, a pesar de ser el hombre más costoso de la plantilla. Pero no solo no cumplió la expectativa de ganar competencia, sino que se volvió un gasto casi obsceno para ambos clubes, que pagan y pagan y no reciben nada a cambio.

En Tottenham, José Mourinho lo ha ido relegando y ya Lucas Moura y Lamela están por encima en la consideración, como se ha visto en juegos como contra Chelsea (derrota 0-1) y West Bromwich (triunfo 2-0) y como, probablemente, se verá este miércoles contra Everton, por la FA Cup.

Cuando Harry Kane se lesionó, se esperaba que Bale diera un paso al frente, pero no fue así. Hoy es un lujo caro e ineficiente no solo para los Spurs sino también para Real Madrid, que asume buena parte de su altísimo salario (cerca de 20 millones de euros por temporada).

Tome nota: cada semana gana 750 mil euros, de los cuales la mitad lo paga Tottenham y la otra mitad el Madrid. De hecho, a estas alturas ya ha facturado 7,4 millones de euros en los Spurs hasta ahora y sin jugar.

Pero aquí están los datos de la amargura: como solo ha marcado 4 goles en la temporada, resulta que cada tanto ha costado casi 1,5 millones de euros; cada opción de gol que creó salió en 32.000 euros y cada minuto en la cancha que ha podido jugar costó poco más de 10 mil euros. ¡Con razón se siente tan cómodo en el banquillo!

A Mourinho le preguntaron cómo es que no lo utiliza, al menos para que Tottenham no sienta que se le va un pedazo de vida en cada minuto que lo ve fuera de la cancha pero cobrando como si fuera un Messi. El portugués respondió: «buena pregunta, pero no te mereces una respuesta».

No la merecen los periodistas, pero alguien en contabilidad de los Spurs sí que lo exigirá pronto. El préstamo terminará en junio y seguramente volverá al Madrid, que tendrá su propio problema que resolver. En Inglaterra ya no se habla de la decepción deportiva que supuso su regreso sino de lo poco que parece importarle ver el ocaso de su carrera. Tal vez cada vez que se siente nostálgico consulta el saldo de su cuenta bancaria y así ahora las penas…

- Advertisment -