miércoles 8 diciembre, 2021
InicioColumnasCONTRARRELOJ

CONTRARRELOJ

394 views

Foto: Jorge Castellanos
Foto: Jorge Castellanos

UN GRUPO BIEN  interesante de nombres para ir tras el galardón de la Vuelta al Táchira en Bicicleta en su edición de 2017; unos con un palmarés envidiable y otros que apenas vislumbran como potenciales ases del ciclismo internacional, trae consigo que el más crítico analista tiene que observar con cabeza fría para lanzar un criterio en cuanto a candidatos aspirantes a la corona. PREVIO AL inicio de la competencia, en la séptima  avenida de la capital tachirense, el periodista platicó por algunos minutos con hombres de la talla de José Rujano, el más ganador de giros tachirenses, un total de cuatro ediciones, quien con su verbo que le caracteriza, de repente haciendo alarde de grandeza, cuando con desparpajo sentenció que esta Vuelta era para él algo así como un entrenamiento y que su preparación estaba por el orden del mil por ciento. CIERTO O no lo  dicho por el pequeño gigante  nacido en Santa Cruz de Mora,  la verdad es que este  experimentado corredor con 34 años a cuestas se convierte en una verdadera incógnita en su objetivo de alcanzar la quinta corona, pues si bien es cierto nadie duda de todo su potencial, el meollo del asunto radica en  que desde hace varios meses no participa en una justa de envergadura, la última vez que lo hizo fue en el Clásico RCN de Colombia, el año pasado. A LA falta de competencia del nacido en Santa Cruz de Mora se suma el equipo, compañeros sin mucho renombre, apenas  el ya veterano Freddy Vargas (34 años), único campeón de Vuelta al Táchira en condición de debutante, en 2002, quien por segunda vez participa en un equipo distinto al de la Lotería del Táchira, su eterna casa. OTRAS DOS cartas en las cuales tiene fe Rujano, el vigíense Angel Rivas, segundo escalador de los combinados Gobernación Mérida-Fundarujano y Fundación Johan Santana-Café Victoria, quien tiene 26 años y hace rato que viene figurando en las principales competencias del país, incluso con presencia internacional, y con él Daniel Masco Polo, un velocista que ronda por los 30 años. EL RESTO de integrantes son muchachos que andan entre los 20 y 24 años de edad, sin mucha experiencia pero con un corazón muy grandes, ávidos de respaldar con todo a su líder, pero por encima de todo llenos de mucha ilusión. EXISTEN OTROS personajes que tampoco dudan en las condiciones de Rujano de conquista la quinta corona, caso Carlos Maya,  quien fue rival suyo en carretera, ahora retirado, quien confesó al periodista que si su paisano merideño termina bien en Borotá, segunda etapa del Giro Andino, pueden tener la certeza que tiene con que pelear el título individual. TAMBIEN CORREDORES que andan en la Vuelta y tienen con que pelear el pedestal en poder del “tico” Joseph Chavarría,el llanero Yonathan Monsalve, quien no duda que el venido al mundo en Santa Cruz de Mora aún cuenta con cuerda para llevarse los laureles.
DLN254163EL PROPIO YONATHAN Monsalve, tercero en una Vuelta al Táchira, cuando aún era un novato, de apenas 19 años, y ahora con 27 primaveras encima   y una experiencia de 7 años en el ciclismo europeo, conforma el abanico de opcionados para ir tras el pedestal de una carrera que tiene un nombre bien ganador en  Venezuela y el mundo. POR LO enseñado no sólo en carreteras nacionales, sino en el exterior, actual campeón de la Vuelta a Venezuela  y otros títulos más luego de su regreso del “Viejo continente”, no tuvo empacho en sentenciar que: “tengo con que ganar la  Vuelta, no le temo a las etapas de alta montaña, ya aprendí a subir y a dosificar mis fuerzas”. PERO SERA la llegada a la Grita, el final en la Casa del Padre y el mítico cerro El Cristo, donde concluyen las etapas siete, ocho y nueve las que dirán la última palabra, si en verdad el buen corredor barinés tiene los pergaminos para dar cuenta de consagrados “escarabajos” que andan en el giro tachirense. PESE A la seguridad  en las palabras de Monsalve, no es un hombre egoísta, es claro en apuntar que dentro de las filas de su divisa del JHS hay por lo menos cinco compañeros suyos con capacidad y calidad para optar por el título. ES VERDAD que los grandes candidatos para cargar con la corona son corredores venezolanos, un grupo cercano a los 15, pero también hay “gallos tapados” dentro de los visitantes, destacando por  lo menos dos o tres de los  cuatro equipos neogranadinos y un jovencito nacido en la vecina nación que corre por el equipo Andronoo Giocattoli Sidermec, se trata de Iván Sosa, de apenas 18 años de edad,  al que su técnico Gianni Savio le tiene mucha fe en el terreno de montaña, puesto de manifiesto en el Clásico RCN de 2016, al ganar una de las etapas de mayor exigencia.
DLN254171ENTRE LOS COMENTARIOS que le hacen llegar a  quienes cubrimos  las incidencias de la Vuelta, nos llegó uno que vale la pena traer a colación, la ausencia de buena  parte de los grandes medios impresos  del país, casos El Nacional, Líder y Meridiano, amén  de otros colegas de importancia del interior, que eran invitados de siempre, entre  los que destacan Panorama, El Impulso, Carabobeño y Notitarde, entre otros.LA NO presencia, según se conoció, se debió a que en esta ocasión no hubo la cancelación de comida y  hospedaje para los  enviados de estos medios por parte de la organización tal como ocurría en el pasado reciente. LOS MOTIVOS, sencillamente la falta de recursos económicos, la crisis que atraviesa el país y de la cual no escapa el Giro Andino, justa que en los últimos años es financiada por  el Ministerio del Deporte. SIN EMBARGO y pese a estas circunstancias, el cubrimiento de  la carrera es rico en comunicadores de toda índole: radiales, escritos, televisivos y de una y  mil redes sociales, corroborando hasta la saciedad de todo el interés con que cuenta el giro tachirense a nivel nacional e internacional. EN LAS gráficas de Jorge Castellanos, todo la emoción que se vive en la Vuelta al Táchira en Bicicleta.
 
(Homero Duarte Corona)

- Advertisment -