jueves 8 diciembre, 2022
InicioShowbizEl divorcio entre Gisele Bündchen y Tom Brady pone en juego un...

El divorcio entre Gisele Bündchen y Tom Brady pone en juego un monto millonario

77 views

La prensa estadounidense llevaba varias semanas especulando con el fin de la pareja hasta que el martes se confirmó que ambos han contratado sendos abogados para negociar su separación.

Todo se torció cuando Tom Brady anunció su retirada de la NFL tras 22 años pero luego se arrepintió. El cambio de parecer del mejor jugador de fútbol americano de la historia va camino de costarle su matrimonio con la súper modelo brasileña Gisele Bündchen. En juego está una fortuna conjunta de unos US$650 millones.

La prensa estadounidense llevaba varias semanas especulando con el fin de la pareja hasta que el martes se confirmó que ambos han contratado sendos abogados para negociar su separación.

“No creo que haya ninguna posibilidad de que vuelvan”, explicó una fuente no identificada a Page Six, la web de cotilleos del New York Post, que desveló la ruptura. “Ambos tienen abogados y están analizando lo que implicará una división, quién obtiene qué y cuáles serán las finanzas”, añadió. Ninguno de ellos ha confirmado la información.

Brady, de 45 años, y Bündchen, de 42 años, llevaban ya varios meses haciendo vidas separadas mientras trataban de salvar una relación que hacía aguas por el empeño de él de seguir en el fútbol. En febrero, la leyenda de los New England Patriots de Boston anunció su retirada definitiva para centrarse en su familia, pero 40 días después volvió a la cancha con su fichaje por los Tampa Bay Buccaneers de Florida.

Una decisión que, según la prensa estadounidense, no gustó a la top model después de sacrificar parte de su carrera para cuidar de sus hijos. Una mudanza y nueve meses después, ha llegado el que puede convertirse en el divorcio del año en EEUU.

Ambos se casaron en una boda íntima en 2009, después nacieron sus dos hijos, Benjamin, de 12 años, y Vivian, de 9. A ellos se sumó el hijo del jugador de los New England Patriots de 15 años, llamado Jack, de una relación previa con la actriz Bridget Moynathan. Cuando se unieron en matrimonio, ambos ya eran millonarios. Se desconoce si firmaron un acuerdo de separación de bienes.

Un millonario reparto

Dos años antes del sí quiero, Bündchen ya era la decimosexta mujer más rica en la industria del entretenimiento y entre 2002 y 2016 se mantuvo como la modelo mejor pagada del mundo, según la revista Forbes. Su patrimonio neto actual está estimado en 400 millones de dólares, según Celebrity Net Worth.

Brady, por su parte, a pesar de haber sido el jugador con más victorias de la Super Bowl de la historia, siete en concreto, y de haber invertido su dinero en varios negocios su patrimonio neto estimado es menor que el de ella con US$250 millonES, según la misma web.

En los últimos años, el deportista ha ganado más que su todavía esposa. De los casi US$84 millones de dólares en ingresos anuales de Brady en 2021, como el noveno atleta mejor pagado del mundo, US$31,9 millones proceden de su salario como futbolista, mientras que otros los 52 millones de dólares provienen de patrocinios. Entre las marcas están Aston Martin, Hertz y Subway.

Mientras tanto, los ingresos anuales de Bündchen, a partir de 2016, fueron de unos US$30,5 millones, después de prestar su imagen a marcas como Chanel, Louis Vuitton y H&M. Ella también ha emprendido por su cuenta.

Los negocios de cada uno

Además de sus respectivos trabajos, la pareja tiene varios negocios e inversiones. En 2013, Brady cofundó TB12, una empresa que vende suplementos y equipos de entrenamiento. El año pasado, creó junto a varios socios Autograph, un sitio web de coleccionables NFT (fichas no fungibles) de deportes y entretenimiento, que recaudó US$170 millones de varios fondos de inversión

En 2020, Brady lanzó una compañía de contenido global llamada 199 Productions con la finalidad de desarrollar documentales, películas y programas de televisión. El primer proyecto, un documental titulado Unseen Football, en marcha en estos momentos. Además, el jugador es inversor en el servicio de cromos deportivos Alt y de SageSpot, una plataforma diseñada para ayudar a los creadores de contenido a generar ingresos.

Mientras tanto, Bündchen lanzó en 2011 su propia marca de lencería en asociación con la versión brasileña de Victoria’s Secret y creó la línea de cosméticos ecológicos Sejaa en 2010. También hizo colaboraciones con las famosas sandalias Ipanema y colaboró en una línea de ropa con la cadena textil europea C&A. Acaba de invertir, junto a otras celebridades como Rihanna y Beyoncé, en la marca de moda francesa Destree.

De forma conjunta, ambos invirtieron el año pasado en la plataforma de intercambio de criptomonedas FTX, de la que poseen un número indeterminado de acciones. Brady se convirtió en embajador de la empresa, mientras que Bündchen es la asesora de iniciativas ambientales y sociales.

Las propiedades inmobiliarias

El reparto les obligará a dividir la cartera de propiedades que han ido acumulando durante 13 años de unión, cuyo valor asciende a US$26 millones, según Fortune. La pareja posee tres viviendas de lujo en diferentes ciudades y se acaba de deshacer de otras dos.

La más destacada es la mansión ecológica que el matrimonio está construyendo en estos momentos en la exclusiva urbanización de Miami llamada “Billionaire Bunker” (El búnker de los millonarios, por su traducción en español). La parcela en la isla de Indian Creek la compraron en 2020 por US$17 millones. A esto habrá que sumarle el precio de la casa.

La pareja también posee un chalet de lujo en Costa Rica de valor desconocido, donde la modelo se ha refugiado durante las turbulencias en su matrimonio. Así como un refugio para esquiar en el lujoso Yellowstone Club ubicado en Montana de US$5,7 millones, donde tienen de vecinos a Bill Gates.

El pasado año, el matrimonio hizo caja con la venta de un apartamento en Nueva York por US$37 millones, y de su mansión en Boston (Massachussets) por US$32,5 millones. Después de casarse, la pareja compró una mansión en Brentwood (California) por US$11,7 millones, que luego vendió al rapero y productor Dr. Dre por US$40 millones. La familia residía en una casa alquilada en Miami a donde Büdchen decidió no regresar tras un viaje a Costa Rica para librarse del azote del huracán Ian.

- Advertisment -