martes 11 mayo, 2021
InicioNoticiasYeison García, promesa del balompié tachirense

Yeison García, promesa del balompié tachirense

1 view

Un lateral zurdo se ha convertido en un tesoro, muy pocos los que poseen estas condiciones, de allí que son bastante apetecidos por cualquier club rentado, en Venezuela, América y el mundo.

Y Yeison Leandro García Alzate, un muchacho humilde, estudiante del 5to año de bachillerato en el colegio Pio XII, nacido en San  Cristóbal, próximo a cumplir 17 años el venidero 15 de diciembre, tiene las condiciones para llegar lejos en el balompié, puesto de manifiesto desde que comenzó a patear un balón, aún muy niño, apenas empezando a tener uso de razón.

A los 8 años ingresó a la Fundación Atlética San Cristóbal, bajo la batuta de Ramón “Pocho” Echenausi, y pasada casi una década, el hijo de Omar García, un pregonereño de pura cepa y la caleña Rocío Alzate, ya pinta como una promesa cierta del balompié rentado nacional.

Diario la Nación platicó con el joven atleta, estudiante y mano derecha de su progenitor en sus quehaceres de comerciante; hizo un paréntesis en su agenda diaria para atender al periodista, contó su historia, los sueños que tiene como cualquier mortal de su edad, emular a los que ahora son figuras en el fútbol mundial.

No esconde su admiración por Lionel Messi y por ende seguidor a ultranza del FC Barcelona, al igual que sus padres y hermanos, Renzo y Eliana. Y precisamente, es el jugador argentino su máxima inspiración cuando está en el campo de juego, le gustaría enfrentarlo de llegar a vestir la casaca de la selección Vinotinto.

Su presencia en un Campeonato Nacional Sub 16, Copa de Oro, le sirvió de acicate para que la afición del país pudiera ver todo el potencial que lleva dentro, un jugador con calidad de exportación, un sueño que quiere hacer realidad más temprano que tarde.

Como todo muchacho nacido en esta entidad, Yeison espera y aspira vestirse de amarillo y negro, defender los colores del Deportivo Táchira, para él el equipo más emblemático de Venezuela, con un nombre bien ganado en el contexto internacional.

En lo deportivo, dentro del campo de juego, el vástago de don Omar cumple una función defensiva, se considera un lateral izquierdo nato, pese a que también va bien por la derecha, pero por encima de todo es un jugador obediente, cumple con la función que le ponga el cuerpo técnico.

Ni pequeño, tampoco un gigantón, mide 1,74, pesa un poco más de 60 kilos, una morfología aceptable para un atleta de su edad, que espera explotarla a todo dar en su vida de jugador profesional. También tiene en mente ser un hombre útil a la patria a través de una carrera universitaria.

Homero Duarte Corona

- Advertisment -