miércoles 19 enero, 2022
InicioNoticiasVentaja hacia la final

Ventaja hacia la final

190 views

El Deportivo Táchira resultó el equipo con mejor ventaja en esta ronda de ida semifinalista, como parte de la Liguilla del Torneo Clausura 2018 del Fútbol Profesional Venezolano, luego de ser el único conjunto en salir airoso al derrotar como local al Deportivo La Guaira por la mínima diferencia, mientras que en la otra cara el Caracas y el Deportivo Lara igualaron a un tanto, en la capital de la República Bolivariana de Venezuela.

No obstante, a pesar de la corta ventaja obtenida por el cuadro aurinegro, no podemos hablar de cifras definitivas, pues este jueves deberá accionar el segundo capítulo semifinalista en casa de La Guaira, mismo día en el que el Caracas tendrá que buscar una victoria o un empate mayor a un gol en Cabudare, si quiere clasificar a la final del certamen.

Táchira pegó primero

Una sufrida victoria consiguió la escuadra amarilla y negra en el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, en donde la noche del domingo derrotó 1×0 a su similar del Deportivo La Guaira.

Fue un duelo a casa llena. Los locales fueron de más a menos, sin embargo, pudieron aprovechar por lo menos una de las varias ocasiones claras de gol de la primera mitad y vulnerar la valla defendida por el joven portero Carlos Olses.

Los primeros minutos del encuentro hicieron pensar que se podría repetir la historia de hace cuatro días en Pueblo Nuevo, cuando el colectivo atigrado salió a comerse a Estudiantes de Mérida y dominar todos los pasajes del compromiso.

Así fue como los de casa salieron ante La Guaira. Giancarlo Maldonado, Esli García y Víctor Aquino comandaron las principales acciones ofensivas del aurinegro, mientras que al capitán Edgar Pérez Greco le correspondió desempeñar un rol no muy común en él, el de apoyar a Carlos Cermeño en la contención, tarea que supieron llevar sin contratiempos durante el primer tiempo.

Fueron a los 25 minutos de juego cuando llegó el único tanto del partido. Aquino recibió un magistral pase del central Diego Araguainamo, que superó la espalda de la zaga naranja. A punta de fuerza y actitud el ariete paraguayo contuvo la posesión y dominio del balón ante los embates de dos defensores visitantes, ingresó al área y ante la salida de Olses definió con dirección a su primer palo, el de su mano izquierda. Hubo más oportunidades para los dueños de Pueblo Nuevo pero no concretaron.

En la segunda parte las cosas iban a cambiar drásticamente para Táchira. Fue un equipo que se dedicó solamente a ver jugar a los litoralenses. Fue el momento para que Beycker Velásquez brillara y se convirtiera en la figura salvadora aurinegra.

La Guaira se adueñó de la pelota y del control del duelo. Atacó de todas las maneras habidas por haber, mientras que Táchira se defendió como pudo, dejando solo a Aquino en la mitad de la cancha, como única referencia para el ataque, el resto del bus estaba metido atrás.

A pesar del mal rendimiento del colectivo atigrado en el segundo tiempo, en donde César “Maestrico” González, Darwin González, Heber García y Vicente Suanno, hicieron lo que quisieron con las líneas amarillas y negras, y Velásquez se convirtió en héroe al evitar en diferentes chances la caída de su arco. Táchira pudo sacar una buena ventaja de cara a la vuelta y vislumbrar algunos aspectos positivos.

Entre esos aspectos a destacar está la racha goleadora de Aquino; el paraguayo llegó a su cuarto gol consecutivo. La solidez de Velásquez, pues demostró ser un punto fuerte en la seguridad aurinegra. El desgaste que ocasiona Maldonado y García en las defensivas rivales. También es de resaltar el reencuentro de la afición con su equipo, pues el domingo se registró la mejor entrada de la temporada.

Paridad en la capital

Por otra parte, Caracas volvió a empatar en el estadio Olímpico de la UCV. Para esta ocasión igualó a un gol contra el Deportivo Lara. Fue un partido que pudieron sacar de abajo y empatarlo en los últimos tramos el juego.

Sin embargo, sobre sus hombros pesa una diana marcada de visitante, la cual podría pasarle factura de no desempeñar una buena actuación el jueves en el estadio de Cabudare, cuando junto a Lara le corresponda definir al otro aspirante para el título del Torneo Clausura 2018.

Este choque se dio primero que el de Táchira. Los crepusculares picaron adelante al minuto 30, gracias a la anotación de Enrique Soto, y sostuvieron el dominio del juego por un buen tiempo.

Más, sin embargo, los Rojos de Ávila se jugaron el todo por el todo en la segunda parte y su recompensa llegó 64´, cuando Rubert Quijada aprovechó un desconcierto de la zaga larense, amparada por una mala salida del portero visitante, para empujarla con su pecho al fondo de las redes contrarias, igualando las acciones y rescatando por lo menos el empate.

Favio Hernández

- Advertisment -