martes 18 mayo, 2021
InicioNoticiasTáchira recuperó el espíritu

Táchira recuperó el espíritu

803 views

Ante Carabobo, Táchira se reencontró con su buen fútbol y ahora aspira a sellar su clasificación en Copa Venezuela y batallar en doble frente.
(Foto/Jorge Castellanos)
Luego de cinco partidos sin jugar a nada, sin convencer, Deportivo Táchira volvió a conseguirse con su mejor versión. El despliegue futbolístico frente al Carabobo fue incuestionable y la victoria irrefutable.
Así lo ha visto la afición y, en el equipo, el cuerpo técnico también lo reconoce. Los jugadores recuperaron la actitud y el convencimiento, que se habían quedado en algún lugar del pasado semestre.
Santiago Escobar explicó que el punto de inflexión fue justamente la preparación del partido con Carabobo, cuando tras una revisión del video del juego frente a Trujillanos, que se ganó sobre la hora hace ocho días, se buscó convencer a los jugadores de que “son la materia prima, que tienen talento y que así como jugaron bien en el torneo anterior, también lo pueden hacer en este”.
La dinámica surtió el efecto deseado, pues como reconoce el propio técnico colombiano, el equipo “recuperó, primero, el espíritu de combatividad, y luego el saber que tienen todo para dar y que no pueden desconfiar de su capacidad”, pero lo mejor es que “lo agarraron frente a un rival de mucha jerarquía, como Carabobo, que para lo que se viene es importante”, añadió Escobar.
Y “lo que se viene”, se refiere a los adversarios de mayor envergadura, como Caracas o Mineros, así como el alto ritmo de competencia, pues si Táchira esta noche firma su avance en la Copa Venezuela -como está convencido el técnico de que será-, se avecinan al menos dos meses de alta exigencia física para el grupo, con partidos los días miércoles, domingo y miércoles, en una frenética doble competencia.
Para sobrellevar la demanda, Santiago Escobar se ve obligado -pero dispuesto- a la rotación de la plantilla, para lo cual tendrá que promover jugadores de la filial. Y es que esta será la alternativa más viable ante las bajas de Diego Araguainamo, Édgar Pérez Greco -que está próximo a volver a la acción-, Joel Infante, que presenta un esguince grado dos y necesitará al menos un mes para su recuperación, y Jan Hurtado, que sigue fuera de juego por decisión administrativa.
“Marcar y que no nos marquen”
Antes de planificar el futuro, Santiago Escobar se concentra en lo inmediato, certificar la continuidad del Deportivo Táchira en la Copa Venezuela.
“Mañana -hoy- necesitamos desde el primer minuto salir a someter, a arrollar, a buscar al rival, buscar el gol y que no nos marquen, porque sería fatal y se nos puede ir la clasificación”, indicó el estratega colombiano, resaltando que “desde la intensidad y el respeto por Ureña, iremos en pos de la clasificación, sabemos que no es de la Primera, pero ante Táchira se va a jugar todo”.
Escobar no adelantó nombres ni movimientos tácticos previstos ante Ureña, “no le vamos a dejar el equipo servido en la mesa al rival, la formación la daremos a conocer una hora antes del juego”, sentenció el DT.
El partido de vuelta de los 16avos de final de la Copa Venezuela se jugará a las siete de la noche de hoy en Pueblo Nuevo.
Hurtado, un tema incómodo
La situación de Jan Hurtado sigue sin resolverse y el tema resulta incómodo para Santiago Escobar, especialmente porque él está en medio y la solución no está en sus manos.
Aunque se mantiene activo en los entrenamientos, Hurtado está por cumplir 20 días apartado de la competencia oficial en el plantel de Primera y Escobar solo espera que esta situación no afecte demasiado al jugador, al que describe como todo un profesional, tanto en el equipo como en la selección.
“Jan es un muchacho bueno, querido, un ser humano extraordinario, muy valorado por sus compañeros y el cuerpo técnico. Es un muchacho que se entrena bien, con una actitud positiva cuando entrena en el equipo, en la filial o en la selección; esperemos que, por el beneficio de todos, esto concluya de buena manera”, dijo Escobar. (María José Salcedo)
Sosa y la ilusión de su
primera convocatoria

Samuel Sosa ya sabe lo que es vestir la camiseta de la selección nacional, ya sabe lo que es defender la causa nacional en eventos importantes y, por supuesto, sabe lo que se siente marcar goles y convertirse en ídolo; sin embargo, sabe que no es lo mismo ser llamado para una sub que para la absoluta.
Y es que si bien Rafael Dudamel no ha dado a conocer la lista de convocados para la doble fecha eliminatoria ante Colombia y Argentina, se ha filtrado que uno de los llamados será Samuel Sosa; no es oficial, pero él ya lo sabe.
La ilusión es infinita, así como el brillo en sus ojos, que habla por sí solo cuando se le pregunta por lo que significa esta primera convocatoria con la selección de mayores.
Saber que compartirá camerino con Tomas Rincón, Joseff Martínez, Salomón Rondón, Rómulo Otero, jugadores que se han consagrado dentro y fuera del país, lo tiene muy “contento”.
Su expectativa es clara, “aprender más, en el camerino, así como dentro y fuera de la cancha, de los grandes como Tomás Rincón y de un jugador que es casi como un primo para mí, Joseff Martínez, pues compartimos mucho cuando estábamos en el Caracas y ahora nos encontraremos otra vez en la selección”, añadió Sosa.
Samuel es un “chamo” todavía de pocas palabras, pero de acciones contundentes en el campo de fútbol, donde habla con goles, como el que marcó en la semifinal del Mundial de Corea que clasificó a Venezuela a la final del certamen, una joya que replicó el pasado sábado ante Carabobo y que le encantaría repetir en la Vinotinto de mayores alguna vez. (MJS)

- Advertisment -