miércoles 20 octubre, 2021
InicioNoticiasTáchira: 450 minutos de alta tensión

Táchira: 450 minutos de alta tensión

607 views

El Deportivo Táchira se juega la clasificación en los últimos cinco partidos de la ronda eliminatoria. (Foto/Omar Hernández)

No todo está escrito en la suerte del Deportivo Táchira con miras a su  clasificación a la liguilla final del Torneo Apertura, temporada 2018 del fútbol rentado venezolano. Un total de cinco partidos, 450 minutos definitivos para lograr el objetivo, todos comprometidos, una especie de final en cada compromiso.

Están contestes el técnico Francesco Stífano y el colectivo de jugadores en que todos los rivales a enfrentar, a partir de la decimotercera fecha, son exigentes, unos más que otros, pero ninguno cómodo, para poder gritar a los cuatro vientos la frase de “estamos clasificados”.

La primera batalla este domingo frente al padrino de bautizo, el Estudiantes de Mérida, choque programado hasta ahora para las 4 de la tarde, en el estadio Metropolitano de la capital serrana, de pronóstico reservado, sin pedir ni dar cuartel.

Ni el local once “académico”, tampoco el aurinegro, tienen en sus plantillas a jugadores aquilatados, como en la década de los 80, especialmente; otros vientos soplan en esta ocasión, planteles más modestos, pero que no le quita la emoción a cada confrontación, ese morbo de los aficionados de uno y otro bando por su divisa preferida.

El aurinegro es sexto en la tabla con 18 puntos y una diferencia de +4; el rojiblanco es décimo, fuera de la clasificación pero a solo tres puntos del ahijado, suficiente para mantener el sueño vivo en su objetivo de colarse entre los ocho, con mayor razón si el pasado domingo dio cuenta del Deportivo La Guaira en Puerto La Cruz.

Un empate es lo mínimo que se pudieran traer Stífano y su corte en el corto periplo emeritense y si la victoria les sonríe, mucho mejor. Lo peor que le pudiese pasar a la tropa amarilla y negra sería la derrota, que está  prevista en cualquier enfrentamiento, traspiés nada bueno a estas alturas del campeonato.

El “Clásico moderno”, 

el 30 de abril

Ocho días después, un segundo rival,  tan complicado o más que  el once “estudiantil”, el Caracas F.C., uno de los más acérrimos en la  historia del Deportivo Táchira. Sobran los ejemplos, las grandes batallas que han librado aurinegros y rojos del Ávila en el Estadio Pueblo Nuevo,  también en la capital del país, y esta vez no será la excepción.

Un duelo entre los dos equipos de mayores pergaminos en Venezuela, los que han conquistado más títulos en el país, siempre es de alta tensión, cualquier cosa puede suceder en uno y otro bando, en San Cristóbal o en Caracas.

Como única alternativa para aspirar a meterse en el grupo de los ocho para la clasificación, sumar de a tres en condición de local, independientemente el enemigo de turno; un resultado distinto es grave, cavar su propia tumba, algo que no está en la contabilidad de la gran familia amarilla y negra.

Contra la Academia de Puerto Cabello, el novel debutante, es el otro y último juego de local en el torneo, que pese a lo bisoño no deja de ser un escollo para las aspiraciones de Deportivo Táchira, merced de tener en sus líneas a una serie de jugadores de mucha experiencia en la Liga nacional, además de un grupo de jóvenes con agallas de figurar, con mayor razón si saben que las matemáticas aún les favorecen en su lucha por la clasificación.

El Aragua F.C. y el Mineros de Guayana se suman a Estudiantes de Mérida en el trío de compromisos pendientes del aurinegro en carretera, tan difíciles como los anteriores, que obliga al aurinegro a echar el resto para no salir con las manos vacías, conociendo lo que son las plazas de Maracay y Puerto Ordaz.

Un número mágico paras clasificar en el grupo de los ocho sería 29 o de repente 28, y en estos momentos el Deportivo Táchira suma  18 puntos, que lo obliga a obtener 10 de los 15 que restan por disputar en los cinco partidos pendientes.

En conclusión, el ocho veces campeón nacional debe sumar un punto en Mérida, por muy mal que le vaya; seis en San Cristóbal, en sus dos partidos ante el Caracas y Puerto Cabello, o cuatro, dando por descontada la victoria ante los “porteños” y un empate frente a los rojos, e ir a Maracay por la victoria y una división de honores en el “Cachamay”, para 9 puntos, siendo bastante optimistas, que llevaría al equipo a un total de 27 unidades, que le alcanzarían para la clasificación.  

Homero Duarte Corona

- Advertisment -