sábado 25 septiembre, 2021
InicioNoticiasSu majestad el Lobo

Su majestad el Lobo

8 views

Alejandro Guerra dio un salto a la inmortalidad al convertirse en el primer venezolano campeón de Copa Libertadores.  (Foto/La Nación)
Alejandro Guerra dio un salto a la inmortalidad al convertirse en el primer venezolano campeón de Copa Libertadores.
(Foto/La Nación)
Campeón de Copa Libertadores, figura de su equipo en el último partido de la final y un estadio a reventar coreando su gentilicio: “vene-zo-lano”. ¿Puede haber algo mejor para Alejandro Guerra en este momento? Seguro que no, especialmente cuando el logro se traduce en histórico y majestuoso, al clavar la bandera nacional en un lugar jamás alcanzado por otro futbolista criollo.
La cima del cielo está en la selva venezolana, pero Lobito llegó a la cima de América, desde donde no pierde de vista a su país, ese al que le debe tanto y al que desde el Atanasio Girardot, con el tricolor abrazado a su espalda, dedicó este triunfo en un intento por aliviar las penas en “el momento difícil” que pasa y por el cual “siempre hay que tenerlo en el corazón”.
El camino de Guerra, como el de casi todos los futbolistas venezolanos en el mundo, no fue sencillo. El jugador enfrentó las críticas que a priori se hicieron nada más a su llegada, en razón de su pasaporte. Se dudaba de su capacidad para encajar en el proyecto de Nacional y no se le tenía confianza, con la que de repente sí contó Jorge “Zurdo” Rojas en su momento (2004-2005 y 2006).
Sin embargo, el Lobo pronto se abriría paso en el exigente balompié colombiano y a fuerza de trabajo, disciplina y entrega conquistó el ojo de los más exquisitos comentaristas y aficionados, que terminaron, en cierto modo, rendidos a sus pies.
Juan Carlos Osorio, el técnico que lo dirigió a su llegada en julio de 2014 y que lo confinó a la banca por un periodo relativamente largo, más tarde no dudó en reconocer la calidad del jugador venezolano, que esperó con paciencia su momento.
“Es un jugador de equipo, que ayuda mucho y compite muy bien. Juega de ocho por derecha; aparte, si lo necesitamos que juegue por la banda es capaz de jugar como siete, como extremo derecho. Es muy bueno en el uno contra uno, desequilibra, tiene buen servicio y gol”, apuntó Osorio en un balance que ofreció recién este año pasado, en la previa del Venezuela – México por Copa América Centenario.
Y es que en los últimos dos años, desde su llegada al conjunto verdolaga, Alejandro Guerra ha dado un salto de calidad importante, que lo llevo de vuelta a la órbita de la selección nacional, donde hoy cobra rango de imprescindible e insustituible.
Días atrás, previo al inicio de la serie final de Copa Libertadores, el seleccionador Rafael Dudamel daba su valoración sobre la actualidad del estelar volante, reconocía el grado de madurez alcanzado y su importancia para entender el juego, algo que espera aprovechar en la selección.
El chico de Catia, formado en las canteras del Caracas FC y con una carrera hecha mayormente en la liga venezolana, ha dado el gran salto a la inmortalidad y aunque el Atlético Nacional aseguró su presencia en el equipo, asegurándolo por un año más, no hay duda que por lo hecho ha revalorizado su ficha y sus servicios serán requeridos en más de un club.
Pero el jugador parece estar a gusto, cómo no, si con Atlético Nacional ha alcanzado su máximo esplendor y lo mejor es que todavía falta historia por contar, pues el equipo sigue en competencia por la Copa Sudamericana y el Mundial de Clubes está prácticamente al doblar la esquina. (MJS)

El Dato
Con 31 años,
Alejandro Guerra jugó 13 de
los 14 partidos
de Copa
Libertadores
con Nacional
y llegó a marcar
tres goles.

Dudamel felicitó a Guerra
Desde el Viejo Continente, donde se encuentra con la selección Sub 20, Rafael Dudamel, técnico de la Vinotinto de mayores, mandó su felicitación a Alejandro Guerra: “Logró lo que deseábamos todos, no solo que jugara la final sino que la ganara”, soltó el entrenador.
«Las estadísticas, los récords, están para ser superados, para poder romperlos, y miren en qué época lo ha hecho Alejandro», añadió Dudamel, quien destacó la actitud del jugador para responder a las exigencias de un histórico de Colombia que buscaba su segundo título en Libertadores, luego de 27 años (1989).
«Guerra ha mostrado durante toda su estadía en Nacional que es un jugador diferente, completo, polifuncional», dijo el seleccionador, al tiempo que lo ensalzó como “baluarte importantísimo para Reinaldo Rueda”.
Alejandro Guerra es el primer venezolano en conquistar un título de Copa Libertadores, siete meses después de que Luis Manuel Seijas, con Independiente Santa Fe, alcanzara la Copa Sudamericana, el segundo gran torneo de América.
(MJS)

Séptimo campeón
Guerra es el séptimo venezolano campeón en torneos internacionales. En 2001, Rafael Dudamel y Jaime Bustamante lo hicieron con Millonarios en la Copa Merconorte; Juan Arango y Giancarlo Maldonado en las ediciones 2002 y 2009 de la Concacaf, con Pachuca y Atlante, respectivamente; Jeffren Suárez en el Mundial de Clubes 2009 y Liga de Campeones-2011 con Barcelona, y Luis Manuel Seijas en Copa Sudamericana con Santa Fe, en 2015.

- Advertisment -