Serena revela que casi fallece tras nacimiento de su hija

Quiere volver pronto a las canchas| AP

La vida de Serena Williams ha tenido bastantes triunfos en su etapa profesional, los cuales sudó y sufrió para alcanzarlos, pero, quizá en el lauro más importante que tuvo, le costó aún más de la cuenta y pudo tener graves consecuencias.

Pues la ex número uno del mundo, que no regresa a la actividad profesional desde que ganó el Abierto de Australia el año pasado, no ha vacilado en decir lo complicado del nacimiento de su primera primogénita, meses después.

Sin embargo, lo fue más de la cuenta, tras confesar en una columna escrita a CNN, donde anunció que “Casi muero tras dar a luz a mi hija, Olympia. Todavía me considero una afortunada”.

En septiembre experimentó por primera vez lo que era ser madre y la situación se complicó en el parto: “Mi hija nació por una cesárea que se me practicó de emergencia porque su ritmo cardíaco bajó drásticamente durante las contracciones”, indicó la estadounidense de 36 años.

Pero la situación empeoró después del nacimiento de la pequeña, que salió sin novedades, sino después cuando sufrió una embolia pulmonar, producida por sus problemas de respiración, lo cual le generó “seis días de incertidumbre”, como afirmó.

“Esto provocó una serie de complicaciones y tengo suerte de haber sobrevivido. Primero, la herida de mi cesara se abrió por la tos intensa que tenía cuando sufrí la embolia. Los médicos encontraron entonces un gran hematoma en mi abdomen. Después volví al quirófano para evitar que los coágulos llegaran a mis pulmones. Cuando finalmente llegué a casa con mi familia, tuve que pasar las primeras seis semanas de maternidad en la cama”, contó quien ha levantado 23 Grand Slams, campeonatos máximos en el tenis.

El 30 de diciembre tuvo un leve regreso a la actividad deportiva cuando apareció en Abu Dabi durante un torneo de exhibición, donde enfrentó a la letona Jelena Ostapenko y fue derrotada 6-2, 3-6 y 10-5.

Está casada con el empresario Alexis Ohanian, con quien concibió a la niña y es embajadora de la UNICEF. Bajo ese contexto, cerró con este mensaje: “Según Unicef, cada año mueren 2,6 millones de recién nacidos. Más del 80 por ciento mueren por causas que se pueden prevenir”. (Vía Meridiano.com.ve)