sábado 17 abril, 2021
InicioNoticiasSan Cristóbal no defraudó

San Cristóbal no defraudó

1.211 views

Pueblo Nuevo superó las expectativas y mostró ambiente impecable en el partido ante Uruguay. (Foto/Omar Hernández)

El aliento de las barras fue incansable y hasta el final. (Foto/Omar Hernández)

Aún sin registrar un lleno absoluto como ante Colombia, el marco en Pueblo Nuevo fue igualmente impecable en el partido Venezuela – Uruguay. Y a diferencia de aquella vez, en esta el color predominante en todos los rincones de la grada sí fue el vinotinto.
San Cristóbal no defraudó y, por el contrario, confirmó en los partidos de las fechas 15 y 17 de las eliminatorias para Rusia 2018 que es la casa mayor de la Vinotinto, el título que se adjudicó en ocasión de la Copa América 2007 y que ninguna otra plaza en el país ha podido arrebatarle.
Si Venezuela quiere ir a un Mundial, Pueblo Nuevo es el estadio en el que debe jugar siempre; fue la sentencia en la que coincidieron los periodistas, narradores y comentaristas que daban cobertura al partido ante Uruguay.
Pese a que en la previa hubo mucha incertidumbre en torno a la asistencia y las expectativas no eran tan altas, luego de que los costos de las entradas se mantuvieran igual que ante Colombia, es decir, entre 25 mil y 550 mil bolívares, hay que destacar que una vez más el tachirense le perdió el amor a unos cuantos miles y acudió masivamente.
Aunque hay que decir que lo pensó bastante. Sí. Y es que a diferencia de las entradas para el Venezuela – Colombia, que se vendieron en dos días -favorecido por supuesto por la vecindad con la nación contrincante-, las del choque ante Uruguay estuvieron en taquilla hasta el mismo día del duelo y requirió la apertura de varios puntos de venta fuera del área metropolitana, como en los municipios de frontera.
La estrategia surtió efecto, pues aunque al momento de la redacción de esta nota no había un reporte oficial de la asistencia, se estima que rondó los 30 mil espectadores en Pueblo Nuevo.
La certeza de quedarse 
va más allá de la afición
La bandera gigante en la Sur al momento del Gloria al Bravo Pueblo, el apoyo masivo de la afición y su hasta ahora buen comportamiento, suman, como también las buenas condiciones del estadio en todas sus áreas, pero no terminan siendo suficiente.
Lo que puede terminar de amarrar la permanencia de la Vinotinto en San Cristóbal es la garantía del Grupo JHS, organizador de los dos eventos premundialistas, de continuar -como lo dijo su presidente Jorge Silva en julio pasado- el respaldo económico al proyecto con miras al Mundial de Catar 2022.
Resta esperar el balance que hará el grupo financiero, así como también las conclusiones que puedan sacar las autoridades de la Federación Venezolana de Fútbol y el propio cuerpo técnico de la selección, que no deberían tener mayores observaciones, toda vez que las refacciones hechas al Polideportivo, especialmente en el terreno de juego y camerinos, se hicieron bajo sus indicaciones, pero también habrá que esperar por el acuerdo al que pueda llegar la dirigencia con Rafael Dudamel sobre su continuidad.
Pero a propósito del ambiente, el seleccionador nacional dio sus impresiones en la rueda de prensa post partido.
“Satisfizo totalmente nuestras expectativas. Hay que aplaudir y agradecer la asistencia de la afición en el estadio, pero también el cariño y respeto durante el partido. Cuando suena el himno y se despliega esabandera a lo ancho de la grada hay que emocionarse y corresponderle con el juego. Creo que hoy la gente se fue correspondida. Muchas gracias San Cristóbal, porque han sido incondicionales. (María José Salcedo)
“Veo el futuro con mucho optimismo”
Rafael Dudamel reconoce que Venezuela tiene todavía varios aspectos que mejorar, pero al paso que va, dijo que ve “el futuro con mucho optimismo”, luego de empatar 0-0 con Uruguay en el partido disputado anoche en Pueblo Nuevo, como parte de la jornada 17 de las eliminatorias para Rusia 2018.
“Si me tocase verlo desde afuera, estaría optimista. Pero como director técnico que soy debo tener un criterio más racional y reconocer que debemos seguir trabajando para crecer en este proceso”, apuntó.
El empate con un Uruguay plagado de grandes figuras habla de la evolución del plantel vinotinto, que ha sido constante, especialmente en lo defensivo, aspecto en el que Dudamel destaca “solidez y criterio”.
“Hemos hecho un partido intenso.  En los primeros 45 minutos los llevamos (a Uruguay) a donde quisimos, manteniendo una presión alta, evitando que hicieran la construcción de juego”.
Asimismo, añadió que “el sacrificio de juego de Salomón y Joseff y la buena respuesta de nuestra defensa hicieron que tuviéramos efectividad en nuestro planteamiento”. No obstante, reconoció que “nos faltó tranquilidad para tomar mejores decisiones en el ataque”.
Para mejorar ese aspecto “debemos seguir insistiendo en confianza y tranquilidad para seguir jugando (…) hay que ser más constante en ese volumen de juego que debemos generar, en esa posibilidad nuestros delanteros tendrán más chances de llegar al gol”.
Destacó la inteligencia que tuvieron sus jugadores para cerrar el partido: “Pese a la experiencia del rival, no pasamos mayores afujías”.
Asegura que la palabra clave es paciencia, “porque lo que va mostrando la selección en su juego y control emocional y táctico, es admirable. Van creciendo”. (MJS)
“Esperaba un partido así de cerrado y complicado”
Para el profesor Oscar Tabárez, no fue sorpresa la forma cómo se disputó el partido entre Venezuela y Uruguay.
“Yo esperaba un partido así de cerrado y complicado. Vi una Venezuela más decidida en los duelos por la pelota aérea (…) en el segundo tiempo tuvimos más la pelota, se manejó más el medio campo. El 0-0 se explica y en cierto sentido, es una condena a lo que no pudimos hacer en ataque pero también un mérito a la actitud de cada equipo a ser muy competitivo y muy agonista”, expuso Tabárez.
El DT uruguayo descartó la tesis del conformismo en sus jugadores con el empate sobre el final del juego: “Quizá fue una sensación. Vinimos acá a tratar de ganar, si no lo hicimos fue porque el rival nos hizo oposición”, dijo y aseveró que “llevo cuatro eliminatorias y nunca he ido a buscar un empate, hoy fue igual. El 0-0 también nos deja la posibilidad de clasificar al Mundial (…). Estoy satisfecho no por el empate sino por que hicieron ambos equipos en el campo”.
Tabárez también expuso su opinión sobre el proceso que atraviesa Venezuela con Rafael Dudamel al frente:
“Yo creo mucho en los procesos de trabajo, creo que hay que interpretar la realidad de futbol de un país y tratar de mejorarla (…) Veo que esta selección recorre un camino, es evidente”, apuntó y puso el acento en la necesidad de creer en los procesos juveniles: “Me parece que por ahí va la cosa”.
“Después depende cómo se de la historia, a veces no se logra; este es un deporte y la posibilidad de perder es para todos (…) No sé cómo va aterminar esto, aquí ya hay algo esbozado, que uno lo capta. Y para mí eso de que Venezuela era la cenicienta ya no corre más”, aseveró “el Profe” Tabárez.

Artículo anteriorDomada fiereza “charrúa”
Artículo siguienteSe calienta la Conmebol
- Advertisment -