sábado 22 enero, 2022
InicioNoticiasParto “in extremis”

Parto “in extremis”

35 views

Neymnar, la estrella de Brasil, ora entre sollozos. agradecido con Dios por anotar el segundo gol de su equipo, el volver al protagonismo luego de superar una lesión de tres meses. (Foto/AFP)
SAN PETERSBURGO, Jun 2018 (AFP) – In extremis: así salvó la Seleçao el durísimo cruce contra Costa Rica de este viernes (2-0) en San Petersburgo gracias a un gol de Philippe Coutinho y otro de Neymar en el descuento, que dejaron a los ticos fuera del Mundial tras aguantar durante 90 minutos el asedio de una Canarinha que no encontraba el camino.
Sujetada por un sólido Keylor Navas, la ‘Sele’ había soportado estoicamente el acoso de Brasil especialmente durante una segunda mitad en la que disparó toda su pólvora, pero sin apenas fortuna.
Hasta que ya en el minuto 90+1 apareció de nuevo Coutinho al rescate para poner el 1-0, desatando el delirio en el tensísimo banco de la Canarinha, que ya se veía abocada a otra crisis profunda.
Sacado ese enorme peso de encima, Neymar pondría después el 2-0 en el 90+7 para coronar un partido en el que se le volvió a ver nervioso y acabó llorando en el gramado.
“Toda individualidad aparece si el conjunto está fuerte, es inhumano colocar toda la responsabilidad en un deportista”, le defendió Tite tras el encuentro.
“Neymar estuvo tres meses y medio parado y el anterior partido fue el primero. Es un ser humano, precisa tiempo para retomar un nivel alto”, añadió.
Ya lo había avisado en la víspera Bryan Ruiz, lo importante era mantener la portería sin goles y a ello se pusieron los ‘ticos’ mientras Brasil trataba de activar el juego por la derecha, y casi se lleva un susto de muerte.
Pese a los problemas internos y los rumores, la ‘Sele’ no había venido a morir a San Petersburgo y tenía un plan, que pasaba por neutralizar a Neymar, tomando buena nota del camino abierto por los suizos, que le pusieron a cojear con un récord de diez faltas.
Estaba más activa la Seleçao, pero los nervios se le seguían haciendo un nudo a una Canarinha que llegaba al descanso como lo había querido Costa Rica: con el marcador a 0.
Bombardeo
Pareció darse cuenta en el intervalo la Canarinha, que salió con una fuerza renovada y Douglas Costa por Willian.
Keylor Navas seguía rescatando a su equipo, como ya hizo ante Serbia, pero no pudo impedir un misil de Gabriel Jesús al palo.
Pero Tite subió aún más la apuesta, cambiando a Paulinho por el delantero Firmino. Quedaban 20 minutos.
Aguantaba como una roca Costa Rica, aferrada a muerte al punto que le mantenía con vida en el Mundial y que empezó a desprender en el 79 cuando González se pasó de frenada para tapar una internada de Neymar. El árbitro marcó entonces penal, pero acabó volviéndose atrás.
El premio a la insistencia brasileña solo llegaría en el descuento gracias al disparo de Coutinho y, ya con el partido languideciendo, con la reivindicación de Neymar, que coronó en solitario un contraataque a pase de Douglas Costa.
Y, tras el estrés, acabó llorando en el campo: no era para menos, a Brasil le volvió a pasar de cerca un fracaso que se ceba ahora con Costa Rica, eliminada tras su histórica campaña en 2014.

- Advertisment -