viernes 3 diciembre, 2021
InicioNoticiasPaciencia de España demuele muralla iraní

Paciencia de España demuele muralla iraní

12 views

Diego Costa autor del solitario gol para la victoria de España es felicitado por Isco. (Foto/AFP)
KAZÁN, Rusia, Jun 2018 (AFP) – Apelando a la paciencia para demoler una muralla, España se impuso por 1-0 a Irán este miércoles en Kazán, dejando encaminada la clasificación a los octavos de final tras disputarse la segunda fecha del Grupo B del Mundial de Rusia-2018.
Diego Costa, a los 54 minutos, marcó el único gol del partido en el Kazán Arena, al que acudieron 42.718 espectadores.
Con este resultado, Portugal y España lideran la zona con 4 puntos, mientras que Irán tiene 3 y Marruecos, prematuramente eliminado, acumula dos derrotas sin puntos.
Los clasificados a la siguiente etapa se decidirán el próximo lunes, cuando España enfrente a Marruecos en Kaliningrado y la Portugal del astro Cristiano Ronaldo se mida con Irán en Saransk.
– La muralla persa –
El panorama mostraba a una España efectiva en la posesión pero poco clara en los tramos finales, en buena medida por la superpoblación de iraníes en fase defensiva y que hicieron difícil para la ‘Roja’ el último pase.
Mientras que Irán soportaba sin perder el orden, España comprendió que debía circular con mayor velocidad la pelota, y en esa dinámica fue importante David Silva y la aparición Jordi Alba y Dani Carvajal llegando hasta la línea final.
La propuesta vertiginosa de España continuó en la segunda mitad, manteniendo la ambición y llevando el peso del juego, una réplica calcada de lo que había sido el periodo inicial.
¿Irán? Fiel a su libreto. Cinco hombres en defensa cuando tuviera la pelota y hasta ocho o nueve cuando fuera España la que la manejara.
A pesar de ello, España estuvo a grito de gol apenas arrancando el complemento, primero con Piqué arrojándose al piso tratando de conectar un tiro de esquina y luego un remate de Sergio Busquets desde la frontal del área que paró el ‘1’ iraní.
– Con el sello de Iniesta –
España maduraba el gol y era cuestión de tiempo, quizás de paciencia, que éste apareciera.
Y así sucedió a los 54 minutos.
Iniesta frotó la lámpara, tiró una diagonal perfecta hacia al interior, filtró a Costa dentro del área, y el ‘Lagarto’ girándose disparó acosado por un defensor, doble rebote y la pelota mansamente se metió por el palo derecho.

- Advertisment -