Neymar y el saco de papas del PSG

747
Neymar
Neymar

El entrenador del París Saint Germain, el alemán Thomas Tuchel, reveló que era consciente de la intención de Neymar de salir del club parisino «antes de la Copa América».

«Sabía que quería irse. Desde antes de la Copa América. Pero eso es una cosa entre el club y Neymar», dijo el preparador germano a RCM Sport al término del encuentro entre el París Saint Germain y el Dynamo Dresden en la ciudad alemana.

«Todo está claro entre nosotros. Trabajamos juntos. Es una cosa entre Neymar y el club», insistió Tuchel que reconoció su malestar con el brasileño, con el que va a contar mientras esté en su plantilla.

«Siempre me decepciona si un jugador llega tarde. Él está ahí, en la plantilla y no sé lo que va a pasar. Es mi jugador y trabajaré con él. Me tengo que adaptar», añadió el entrenador alemán.

Neymar, que se incorporó a la pretemporada del París Saint Germain este lunes y no formó parte del partido contra el Dinamo Dresden, formará parte de la expedición que viaje a China, parte de la pretemporada del equipo campeón de la Ligue 1.

«Está listo para viajar a China», apuntó Tuchel tras el partido ante el Dinamo Dresden que terminó con una goleada por 6-1 para el conjunto francés, que no contó con Ángel Di María ni Leandro Paredes, todavía de vacaciones tras su participación en la Copa América con la Selección Argentina.

Neymar, no vale la pena, demasiados problemas para tan pocos resultados

Especialistas deportivos franceses coinciden que el foco mediático está en estos momentos sobre el jugador brasileño que no atraviesa sus mejores días, y lejos de ser protagonista por sus acciones sobre el terreno de juego cada vez lo es más por la polémica que le rodea.

La última de ellas, el pulso que le está echando al PSG para volver al FC Barcelona después de abandonar el Camp Nou de mala manera hace dos años. Su incorporación con una semana de retraso a la pretemporada del conjunto francés no hace más que dañar la imagen de un jugador que ya está bastante deteriorada.

Y es que Neymar ya no es el que era. Ya no es ese jugador alegre que encandilaba a los aficionados y por el que se peleaba media Europa.

Ahora despierta más odios que pasiones y en su club están como locos por perderle de vista.

Los escándalos extradeportivos que protagoniza año sí y año también han eclipsado a un jugador que iba a convertirse en el mejor del mundo pero que ha visto cómo otros le adelantaban dejándole incluso fuera del Top 10 en el último Balón de Oro.

Neymar ya no es el que era, su juego ha perdido brillo y cada vez parece más un jugador crispado que puede perder los papeles ante cualquier situación.

La calidad y el talento los sigue teniendo, eso es algo que no se pierde, pero todo lo que le rodea es contraproducente para él y para su club. Los problemas que genera tanto dentro como fuera del terreno de juego ya no se solucionan marcando un hat-trick o levantando una Liga. El brasileño ha dejado de ser un jugador rentable porque sus polémicas son más dañinas y mayores que sus logros recientes.

Apostar ahora mismo por Neymar es una operación de alto riesgo, no sabes por dónde te puede salir la jugada. Nadie duda de la calidad del brasileño y cuando tiene el balón en los pies es capaz de dejarnos con la boca abierta, pero según pasa el tiempo su vida personas y sus escándalos extradeportivos van gozando de mayor peso.

Fiestas de cumpleaños que no se pierde aún estando lesionado, viajes a Brasil, encontronazos con compañeros, demandas a su antiguo club, problemas con Hacienda, una denuncia por violación, divulgación de mensajes… la lista de escándalos en los que se está envuelto el brasileño parece no tener fin.

Tanto es así que a pesar de ser el jugador más caro de la historia en París ya están cansados de él y de su comportamiento. Un jugador que pisa más los juzgados que el terreno de juego y del que se habla más en la prensa del corazón que en la deportiva no es una buena inversión.

El PSG considera un «mal trato» la oferta del Barça por Neymar

L’Equipe ilustra su portada con la propuesta del club azulgrana para fichar al brasileño bajo el titular «Muy mal negocio». Los dirigentes del club francés no cerrarían ese acuerdo.

La portada de L’Equipe ilustra la oferta que le ha llegado al PSG procedente del Barcelona para hacerse con los servicios de Neymar. Aunque AS explicó que la propuesta rechazada por el club de la capital francesa constaba de 40 millones más Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé, la primera página del diario galo sustituye a Dembélé por Ivan Rakitic.

En cualquier caso, hablan de una oferta que no ha convencido a los dirigentes del PSG, motivo por el que L’Equipe titula «Very Bad Deal» («Muy mal trato»), explicando que ni Leonardo ni Nasser Al-Khelaifi ven con buenos ojos desprenderse del brasileño, que ya ha dejado claro su deseo de marcharse, por una cantidad de dinero tan baja a pesar de que se incluyan buenos jugadores en el acuerdo.

 

neymar