viernes 17 septiembre, 2021
InicioNoticiasMessi: lo difícil lo hace fácil

Messi: lo difícil lo hace fácil

28 views

Foto/La Nación- Lionel Messi es un fuera de serie, único en el mundo, lo demuestra cada vez que está en el campo de juego
Foto/La Nación- Lionel Messi es un fuera de serie, único en el mundo, lo demuestra cada vez que está en el campo de juego

Los Pelé, los Maradona  en el pasado reciente y los Messi en la actualidad, por solo nombrar tres de los grandes monstruos del fútbol universal, los dos primeros en el siglo 20 y el tercero en la centuria que apenas está por los 16 años, solo bastaba con que tocaran balón, y lo acaricie en la actualidad para que de inmediato el más desapercibido aficionado o hasta el más ignorante sobre la materia seden cuenta de que material están hechos.

Son unos predestinados, como venidos de otro planeta o simplemente que no fueran de carne y hueso; pero en los hechos, quienes pudieron ver al astro brasileño en su época de oro, e igual el “Pelusa” argentino, y ahora con la “Pulga”, el que ya ha ganado todo dentro del balompié universal, sencillamente tienen que caer inclinados a su pies, una verdadera dicha verlos jugar. 

Messi: lo difícil lo hace fácil… 

Paradógico o no, para “mala suerte” de la rutilante estrella argentina, en su club Barcelona ha cargado con todos los pergaminos habidos y por haber en el fútbol del “Viejo Continente”; todo lo contrario en la selección de su país, ha ganado muy poco o prácticamente nada.

Por el contrario, Pelé y Maradona si brillaron a nivel de los clubes donde militaron, también en sus selecciones; una suerte de sortilegio para Lionel Messi, una tarea pendiente por hacerla realidad, pero que en nada opaca su ingenio, calidad y don de un superdotado del fútbol mundial.

Finalista en el Mundial de Brasil 2014 ante Alemania, y también disputó la opción al título en la Copa América de 2015 en Chile, aunque sin poder abrir la boca y cantar a los cuatro vientos el grito de campeón en ninguno de los dos magnos eventos- la “Albiceleste” quedó a mitad de camino- jugadores, cuerpo técnico y millones de argentinos terminaron con la amargura en su boca, el corazón latiendo más de la cuenta y la mente a punto de enloquecer.

Ahora mismo, cumplimiento de la Copa América Centenario que se lleva a cabo en territorio estadounidense,  Lionel Messi no pudo debutar frente a Chile; si bien es cierto el seleccionado argentino jugó bien y dio cuenta de los “Australes”, actuales campeones del continente, no es menos cierto que la afición se quedó con las ganas de ver en acción a la estrella sureña.

Un segundo compromiso de Argentina, contra Panamá, tampoco  salió en el once abridor la estrella del Barcelona español, se quedó en el banco; hasta el minuto 60 la selección “Gaucha” ganaba 1-0 y con un jugador más en la cancha, partido de mucho roce y sin mayor vistosidad.

En las tribunas miles de aficionados gritaban el nombre de Messi..Messi…Messi. La dulce espera se hizo realidad, el técnico argentino le dio paso al “monstruo”, calificativo dado al astro “Albiceleste” por el entrenador colombiano Hernán Darío Gómez al servicio de la selección panameña, para que en apenas 30 minutos que estuvo sobre el césped le cambiara la faz al combinado argentino, el 1-0 se transformó en goleada, un 5-0 contundente, con tres tantos del superastro “rosarino”.

Lo mejor que le pudiera pasar al pequeño pero gran jugador sería por fin celebrara con su querida selección Argentina, cargar con el título de la Copa América Centenario,  una larga espera de nunca terminar, que pudiera hacerse realidad este año si Messi sigue enchufado como se mostró el viernes en la noche en la media hora que estuvo sobre el campo de juego. (Homero Duarte Corona)

- Advertisment -