Los estremecedores estados de WhatsApp del fallecido Julio César Toresani

43

Estremecen. Impactan. Los últimos estados de WhatsApp que publicó Julio César Toresani conmueven y revelan la profunda depresión que atravesaba el ex jugadores de River y Boca, entre otros.

Llegó el momento. Demasiado la espera”, publicó el Huevo para que vieran todos sus contactos. “Y nos seguimos juntando con gente que a uno le soltó la mano y que no son capaces de preguntar cómo está uno. Igual, Dios pone las cosas en su lugar”, decía otro de los mensajes del ex futbolista y entrenador que estaba sin trabajo luego de que lo echaran de Rampla Juniors de Uruguay tras dos partidos dirigidos.

Gracias amigos por estar. Ustedes saben ya”. Esas fueron las últimas palabras que expuso Toresani en su teléfono antes de su trágico final.

julio césar toresani
Captura del estado de Whatsapp de Julio César Toresani

Sobre la muerte del ex futbolista Julio César Toresani

 

julio césar toresani
Julio César Toresani

El ex futbolista Julio César Toresani fue encontrado muerto este lunes por la mañana en su vivienda ubicada en el predio de la Liga Santafesina de Fútbol.

Toresani tenía 51 años y venía sufriendo una crisis depresiva. Tanto es así que la semana pasada había sido ingresado en un hospital de la capital santafesina luego de un intento de suicidio.

Conocido en el ambiente del fútbol como “Huevo”, Toresani había sido denunciado en los últimos años por su ex pareja por episodios de violencia de género que desembocaron en el pedido de una restricción perimetral para evitar que se acercara a su familia.

Toresani no la venía pasando bien. Hace 6 años le había dado pelea y superado a un cáncer en los ganglios linfáticos. “Pensé que la vida se me iba a terminar a los 45”, contó en diálogo con Olé una vez que superó la enfermedad allá por 2013.

“Me aferré a mi familia y a Dios. Soy muy creyente y recé mucho. Dios es grande y existe. Estaba en sus manos y en las del médico”, amplió.

El ex jugador venía sufriendo además importantes problemas económicos. De ahí que, tras la separación de su mujer, terminó viviendo de prestado en el predio de la Liga Santafesina, ubicado en el norte de la ciudad.

Surgió en las divisiones inferiores de Unión de Santa Fe, donde dio sus primeros pasos como profesional en 1986. Y luego registró pasos por Instituto de Córdoba, River, Colón, Boca, Independiente, Audax Italiano y Patronato de Paraná, donde se retiró en 2004.

Más tarde, pasó del otro lado de la línea de cal y fue entrenador de San Martín de San Juan, Colón, Aldosivi, The Strongest, Sportivo Italiano, Deportivo Madryn, San Martín de Mendoza, Textil Mandiyú, Liga de Loja, Sportivo Italiano, Real Potosí, Sportivo Patria, Orense y Rampla Juniors.

La pelea con Maradona

A mediados de los 90, luego de un exitoso paso por el River de Daniel Passarella y Américo Rubén Gallego, Toresani pasó a Colón de Santa Fe. Allí fue protagonista de una mediática pelea con Diego Maradona el día en que el crack de Villa Fiorito volvió a ponerse la camiseta de Boca.

“A mí me echó Maradona. Y lo que diga Maradona cuando escuche esto, no me importa un carajo. Pero quisiera tenerlo de frente para ver si me dice las cosas que me iba a decir, que me iba a agarrar afuera. Está bien, yo me la banco: lo iría a buscar a la casa”, bramó Toresani al final del partido luego de haber sido expulsado por participar de un tumulto.

La respuesta del Diez no se hizo esperar. “A Toresani le dije que vivo en Segurola y La Habana 4310 séptimo piso. No tengo ningún problema en que me venga a buscar. Estoy cansado de los del pico, que de acá son todos guapos, pero cuando hay que poner la cara quieren separar. Que le pregunten a Lamolina a ver si tiene cara. A Toresani, lo vuelvo a repetir: Segurola y La Habana 4310 séptimo piso, y vamos a ver si me dura 30 segundos”.

Al final, no hubo pelea y los dos terminaron compartiendo equipo una temporada más tarde, durante el paso de Toresani por Boca.