Lionel Messi firmó un triplete en la victoria de Barcelona sobre Celta

73

El argentino Leo Messi volvió a exhibir su excelsa calidad para guiar al Barcelona al triunfo sobre el Celta (4-1), lo que le permite retener el liderato de LaLiga Santander ante el acoso del Real Madrid, que goleó al Eibar en Ipurúa (0-4) en una actuación muy convincente.

Cuando pensamos que Lio no nos podría sorprender más, este sábado clavó dos goles igualitos de falta al Celta de Vigo.

El ’10’ azulgrana es el sostén del equipo de Ernesto Valverde. Su zurda mágica aplacó la reacción del conjunto vigués con dos magistrales lanzamientos de falta, uno en la prolongación del primer tiempo y otro al inicio del segundo.

Hubo un tiempo en el que el FC Barcelona no era sólo Leo Messi aunque lo pareciera. Pero hace algún tiempo que el Barça sólo es Messi. La famosa ‘Messidependencia’ de la que tanto he escrito aquí, se hace cada jornada más presente en el club azulgrana por mucho que desde dentro y desde fuera pretendan ignorarla o mirarla de costado.

Si no fuera por Leo Messi el actual Barça seguramente no estaría dónde está. Ya no juega a lo que jugaba porque ni puede ni sabe. Con Puyol, Xavi Hernández o Iniesta, siempre había otras soluciones además de la de Messi. Busquets estaba también en una forma perfecta para complementar y mandar en el juego azulgrana pero ahora, si Messi no aparece, todo está perdido o casi.

¿Por qué los aviones no pueden volar sobre la casa de Lionel Messi?

Este Barça es exclusivamente de Leo Messi. Sólo es Messi y nada más que Messi. Y menos mal que está Messi porque de no estar el argentino para maquillar los resultados en LaLiga y en la Champions, el FC Barcelona no aspiraría a casi nada. El juego del FC Barcelona no se puede disimular porque es malo de verdad pero con Messi y sus apariciones, la crisis de resultados no ha llegado a Can Barça. Gracias a él.

Las genialidades de Leo Messi están salvando a Ernesto Valverde, a muchos de sus compañeros que no se enteran, a la directiva, a Josep María Bartomeu y está evitando que el Camp Nou estalle. Leo Messi sigue sosteniendo al FC Barcelona más mediocre de los últimos años y al que le sigue salvando una jornada tras otra Leo Messi, que con sus actuaciones no quiere perder comba en la lucha por el Balón de Oro y levantarlo el 2 de diciembre. Pero sobre todo Messi lo que no quiere es que se derrumbe ese castillo de naipes que es el FC Barcelona por mucho que nos lo vendan como un club con firmes cimientos y con una irreal grandeza.