Lima 2019: nuevo escándalo remece otra vez el deporte chileno antes de la inauguración 

602

Los Juegos Panamericanos de Lima  2019 todavía no inician de manera oficial, pero la delegación chilena ya ha hecho noticia por escándalos extradeportivos.

Este jueves el COCH oficializó la marginación del jinete ecuestre Mauricio González por un doping por marihuana y hoy, viernes, se reveló que dos ciclistas protagonizaron un hecho que podría hacerlos acreedores de una sanción.

Según reseña el Mercurio de Chile, Se trata de Antonio Cabrera y Felipe Peñaloza, quienes según lo que informa La Tercera, fueron sorprendidos con sustancias ilícitas el pasado 24 de junio en Medellín, ciudad en la que iban a participar en un torneo preparativo con miras a Lima.

Los chilenos fueron controlados en la aduana y se les requisaron sobres y pastillas de clonazepam y testosterona, sustancia prohibida por el reglamento antidopaje. Eso pese a que pudieron ingresar al país de manera normal, aunque sin el clonazepam, ya que no disponían receta médica para portarlo.

«La droga que traían en las ampollas no era farmacéutica. No era tampoco de laboratorio. No sé de dónde sale, pero no parecía medicina convencional, no tenía ningún tipo de rotulación… Al final, por una cuestión legal, solo pudimos requisar las clonazepam, que quedaron en manos de las autoridades competentes. Ellos se quedaron con lo demás. Aunque sí fotografiamos todo», dijo a La Tercera, Óscar Ochoa, miembro de la policía colombiana.

Además, añadió que «(Cabrera y Peñaloza) estaban nerviosos, todo el tiempo decían que por qué los registrábamos, que eran deportistas, seleccionados… Se mostraron alterados todo el tiempo. Muy exaltados. Por lo menos uno, el de mayor edad. Repetía que era un abuso y nos insultaba. Tuvieron una actitud sospechosa. Muy agresiva, a la defensiva».

Ante esta situación filtrada casi un mes después de la situación, a ambos les podrían caer duras sanciones e incluso ser marginados de los Panamericanos.

«El problema es que se exponen a que se inicie una investigación de la WADA y los suspendan estando en Lima», asegura a Emol una fuente experta en dopaje, que se aventura a predecir un plazo.

«Pueden ser sancionados por posesión de sustancias prohibidas hasta 4 años», agrega. De producirse el castigo, el ciclismo criollo y la Fecichile (federación de este deporte) nuevamente vería enlodada su imagen.

Cabe destacar que tanto Cabrera como Peñaloza eran cartas chilenas para obtener medallas en el ciclismo de pista.

Hay que recordar que a semanas del inicio de los Panamericanos Constanza Paredes y Andrés Silva fueron suspendidos por consumo de eritropoyetina y testosterona, respectivamente.

Esto gatilló la desafiliación de la disciplina al comité olímpico y que los ciclistas que participan en Lima competirán bajo directa responsabilidad del COCh y no de la federación de ciclismo.

Se espera que en las próximas horas la Fecichile emita un comunicado para referirse a la revelación de este verdadero terremoto.