miércoles 17 julio, 2024
InicioNoticiasLíder solitario

Líder solitario

549 views

Víctor Aquino empató el marcador desde los 12 pasos.  (Foto/Jorge Castellanos)
Víctor Aquino empató el marcador desde los 12 pasos. (Foto/Jorge Castellanos)
Una sorpresa fue la que se vio anoche en el estadio Polideportivo de Pueblo en donde jugaron el Deportivo Táchira y el Portuguesa FC -duelo reprogramado correspondiente a la primera jornada del Torneo Apertura 2017 del Fútbol Profesional Venezolano-, ya que se esperaba una victoria de la oncena aurinegra sobre la “débil” escuadra coromotana; sin embargo esto se quedó en las expectativas y el cuadro local apenas pudo empatar en la agonía del encuentro, arañando un punto que lo llevó a la cima de la tabla, en solitario.
Táchira venía de golear 4-1 al Deportivo Lara, necesitaba la victoria para tomar la punta de la tabla. Se enfrentó a un contrincante que no conoce la victoria en el campeonato y es el inquilino del sótano de la tabla de clasificación, con 3 unidades, indicadores de que los de amarillo y negro podrían ganar sin ningún problema, cosa que no pasó, y contrariamente, se vio contra las redes, aguantando hasta los últimos minutos, cuando llegaron los goles.
Dliogrerys González adelantó a los rojinegros a los 3 minutos agregados del segundo tiempo, pero faltando segundos para el final del cotejo, Víctor Aquino evitó la hecatombe y por la vía del penal consiguió el tanto de la paridad, salvando por lo menos el invicto de local, y el “honor” en Pueblo Nuevo.
El partido inició con un visitante nervioso, que no podía encontrarse en la cancha y como podía repelía la ofensiva aurinegra, la cual iba confiada y asediaba el pórtico rival. Esas escasas y tempraneras oportunidades no fueron aprovechadas por los tachirenses, pues a la postre perdieron el control del esférico y lo cedieron al “Batallón Santo”, quienes tomaron las riendas del juego y protagonizaron las ocasiones más claras del compromiso.
Daniel Valdés, en sustitución de José Contreras, ya que este se encuentra concentrado con la selección nacional, fue determinante para que a los andinos no se les encajaran. Táchira también contó con la ayuda del poste, el cual se interpuso entre el camino del gol, cuando Jhon Marchán por poco bate a Valdés en la primera mitad.
Portuguesa vino a comerse a Táchira, a buscar el partido, a llevarse los tres puntos; pudieron haber marcado uno, dos y hasta tres dianas, colocando al conjunto atigrado en situación nerviosa, desdibujado. Jorge “Zurdo” Rojas regresó de su lesión pero apenas apareció en la alineación, ya que en el campo no se reflejó su juego.
Por poco se fue el invicto, iba a ser la historia de David contra Goliat. González colocó un granito de ilusión en los suyos, soñando con la primera victoria del certamen y quizás comenzar una nueva racha que los sacara del foso de la tabla; pero lastimosamente para ellos y afortunadamente para Táchira, Marlon Bastardo cometió una mano en su propia área y el principal –apegándose al reglamento- decretó pena máxima, siendo cobrada por el delantero paraguayo Víctor Aquino, quien marcó y devolvió la “sonrisa”, una sonrisa nerviosa, al Deportivo Táchira, y ahora es líder en solitario de la clasificación.
(Favio Hernández)

- Advertisment -