jueves 2 diciembre, 2021
InicioNoticiasLas cinco ideas de Van Basten para hacer más atractivo el fútbol

Las cinco ideas de Van Basten para hacer más atractivo el fútbol

505 views

La FIFA recién anunció la modificación del formato del Mundial de mayores, ampliando de 32 a 48 el número de participantes, y ahora el holandés Marco Van Basten, director de desarrollo técnico del mismo ente, considera que el fútbol debe variar en parte algunos aspectos para mejorar la calidad e incidir en el espectáculo.
Van Basten, mejor jugador del mundo en 1992 y triple ganador del Balón de Oro, es consciente que lo más probable es que sus propuestas sean rechazadas de inicio por los más tradicionalistas de un deporte en el que una de sus fortalezas es lo simple de su concepto: dos equipos que buscan el gol en un tiempo determinado.
La BBC ha enumerado y analizado la propuesta del ex jugador y aquí la compartimos:

1. Sin penaltis

Una de las ideas que más está tomando cuerpo en la FIFA es evitar que los partidos terminen en empate.
Se mencionó como una de las soluciones para la fase de grupos cuando el Mundial aumente a 48 países y ahora lo volvió a mencionar Van Basten.
La habilidad de un delantero o portero, y su capacidad para aguantar la presión, son elementos más determinantes que la suerte.
Pero el holandés fue un paso más allá y propone que la definición del partido no se haga desde los 11 metros.
“El jugador podría comenzar desde una distancia de 25 metros y tiene que regatear al portero o disparar rápido”, explicó en referencia al método que se conoce como shoot out y que se utilizó en los años 90 en la liga profesional de fútbol de Estados Unidos (MLS, por sus siglas en inglés).
“El gol se tendría que hacer en ocho segundos. Sería más habilidad que suerte y tal vez más espectacular”, agregó.
Veredicto: el sistema utilizado en la MLS no tuvo el impacto esperado y luego de tres años se eliminó. La tensión y drama de la definición por penales es algo que atrae a los aficionados y, a diferencia de la creencia popular, más que la suerte, lo decisivo es la habilidad de quien dispara o de quien ataja.

2. Abolir el fuera de juego

Van Basten cree que con esta medida se haría más atractivo el juego.
El fuera de juego ha sido una de las reglas más polémicas y más difíciles de entender del fútbol.
“Creo que puede ser muy interesante ver un partido sin fuera de juego”, señaló.
“El fútbol se está pareciendo al balonmano con nueve y diez defensores frente a la portería. Es difícil para el rival anotar un gol o crear algo en el poco espacio que te dejan”.
Veredicto: es difícil predecir cómo sería un partido moderno sin que los jugadores sean penalizados por estar en posición adelantada ya que forma parte del reglamento desde los orígenes del deporte. Una opción menos radical sería limitar el fuera de juego a un sector del campo (tal vez coincidiendo con la línea del área grande) similar al experimento que hubo en Escocia en los años 70.

3. Cuatro tiempos

La velocidad e intensidad con la que se juega fútbol en la actualidad pone a prueba constantemente la condición física de los jugadores por lo que Van Basten propone implementar un minuto de descanso en la mitad del primer y del segundo tiempo.
En el partido entre México y Holanda de Brasil 2014 se detuvo el partido para que los jugadores se pudieran refrescar.
“Queremos tener un partido que sea honesto, dinámico, un buen espectáculo por lo que debemos de tratar de hacer lo posible por ayudar a ese proceso”.
Veredicto: debido a la capacidad atlética de los futbolistas se hace muy difícil destrabar los partidos en la primera parte, habiendo muchos que ni siquiera registran un disparo a puerta en los primeros 45 minutos. El cansancio suele contribuir a que haya más espacios y se juegue un fútbol más ofensivo. Un minuto en cada tiempo no afectaría mucho.

4. Tarjeta naranja

Durante un partido pueden haber muchas acciones merecedoras de tarjeta amarilla, mientras que la roja es por algo muy grave. A veces falta una opción intermedia, una penalización de tiempo.
“Tal vez una tarjeta naranja podría servir para que un jugador se retire del campo por incidentes que no son los suficientemente serios como para la expulsión”, explicó Van Basten.
En deportes como el rugby o el hockey las penalizaciones de tiempo han tenido éxito.
Esto también se podría implementar estableciendo un límite de faltas por partido, castigando con cinco o diez minutos a los jugadores que comenten un número determinado de infracciones.
Veredicto: podría ser una de las propuestas más atractivas para castigar a los equipos que abusan de las faltas para cortar el juego del rival. Funciona con éxito en otros deportes como el hockey o el balonmano.

5. Tiempo efectivo al final

Tiene como finalidad evitar que los equipos pierdan tiempo de forma deliberada para proteger un resultado, por lo que cada vez que salga el balón del campo o se cometa una falta el tiempo se detendría automáticamente como sucede en otros deportes.
Veredicto: existe el riesgo que los últimos 10 minutos del partido se extiendan durante 20 minutos o media hora. Con esta medida se interrumpiría demasiado el juego y le quitaría la urgencia que genera ver el reloj avanzando. Además, el árbitro ya tiene la potestad de agregar el tiempo que considere necesario.
En el fútbol no es necesario que salga la pelota del campo para perder tiempo.
Otras ideas como aumentar el número de cambios en partidos que se extiendan a tiempo suplementario o que sólo el capitán sea quien puede dirigirse al árbitro en un partido ya se están probando en algunos torneos y campeonatos.
Van Basten aclaró en sus cuentas de redes sociales que sus propuestas son simplemente ideas generales que buscan saber qué es lo que piensan los aficionados y que cualquier cambio que se quiera implementar deberá ser aprobado por el organismo encargado del reglamento en el fútbol, la International Football Association Board, que está integrada por la FIFA y las cuatro federaciones nacionales en Reino Unido: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.
(Vía BBC)
 

- Advertisment -