Inicio Noticias La Kika Moreno dedica el Mundial a la memoria de su madre

La Kika Moreno dedica el Mundial a la memoria de su madre

Casi año y medio ha pasado desde uno de los episodios más terribles en la vida de cualquier ser humano, la perdida de su madre, y que le tocó vivir a Lourdes ‘La Kika’ Moreno, capitana de la vinotinto Sub 20, que este lunes a las dos de la mañana debuta en el Mundial de Papúa Nueva Guinea.

18 años tenía Moreno entonces, cuando el fútbol dejó de tener sentido y lo abandonó por seis meses.

“Estaba deprimida y me quería alejar de todo. Su muerte es lo más fuerte que me ha pasado. Cuando sucedió, decidí retirarme del fútbol”, contó la jugadora a Fifa.com.

Juan José, su papá, y sus hermanos lograron hacerla ver que rendirse no era una opción. “Mi familia me hizo entrar en razón. Me dijeron que no podía dejarlo, que mi mamá siempre me apoyó, así que después de estar retirada como 5 ó 6 meses, cuando me volvió a convocar la selección, me convencieron para volver”.

Desde su habitación en un hotel de Puerto Moresby, Papúa Nueva Guinea, Moreno vuelve a sonreir, aunque asegura que del golpe no se recupera, sino que se aprende a vivir con ello.

“No lo superas, porque esto nunca se supera ni lo olvidas, pero sí aprendes a vivir con ello”. Parte de ese aprendizaje ha sido convertir la pena en motivación, por lo que no hay nadie con más ganas de que la pelota eche a rodar en esta Copa Mundial que ella, que además está a punto de hacer historia, pues nadie hasta ahora en Venezuela puede presumir de haber capitaneado a la Vinotinto en dos Mundiales.

“La verdad que la responsabilidad es grande. Estoy agradecida al cuerpo técnico y a las compañeras por el apoyo y la confianza dadas”. Con ella al mando, Venezuela dio la campanada alcanzando la cuarta plaza en el Mundial Sub-17 de Costa Rica 2014, posición que repitió hace unas semanas en Jordania… y que la jugadora no vería con malos ojos alcanzar en Papúa. “Estar hasta el final, hasta que el Mundial se acabe, es nuestro objetivo. Pero hay que pensar partido a partido, porque el grupo no es nada fácil”.

A la distancia y con 14 horas de diferencia, su familia y amigos, como todo el país, estará apoyando a toda la selección, aunque esto suponga trasnocho.

Junto a su padre y hermanos también estará Nuri, la madre ausente, pero siempre presente en los pensamientos y en la piel de la jugadora, que se tatuó su nombre y su fecha de nacimiento. “Los goles y todos mis triunfos van a ser para ella y mi familia”, aseguró Moreno desde Papúa Nueva Guinea.

(Vía Fifa.com)