sábado 17 abril, 2021
InicioNoticiasLa fiesta del toro se resiste a morir

La fiesta del toro se resiste a morir

184 views

Pese a las vicisitudes, la fiesta del toro en la FISS 2018 tendrá su espacio. En la gráfica el maestro Enrique Ponce, uno de los grandes diestros que han pisado el redondel de la Monumental de Pueblo Nuevo. (Foto/Jorge Castellanos)
La fiesta del toro se resiste a morir en Venezuela. Y el Táchira, con la Feria Internacional de San Sebastián como abanderada tomó el astado por los cuernos, dio un paso al frente para salvar uno de los espectáculos de mayor relevancia en el historial de la tauromaquia nacional hace más de un siglo.
Hace rato que han ido desapareciendo los grandes eventos taurinos del país, por una u otra causa, política, económica o por lo que sea, pero el meollo del asunto está en que ya la afición de Caracas, tampoco las de Valencia, Maracay y Maracaibo no pueden disfrutar de lo que en el otrora reciente fue su gran pasión: la fiesta del toro; una tarde de sol y arena, ver el paseíllo de las máximas figuras de la torería nacional e internacional.
El empresario taurino Hugo Domingo Molina, taribense de pura cepa, padre de la tauromaquia en el país, uno de los hacedores de la Feria Gigante de América, junto a con un grupo de aficionados aceptaron el reto, el pedido de la municipalidad sancristobalense para hacerse cargo de la Feria Internacional de San Sebastián en el próximo quinquenio.
Tarea bien intrincada. Sin embargo, ya hubo el primer sondeo, un cónclave de hombres ligados con el mundo del toro, en Táriba, “La Perla del Torbes”, donde nacieron las ferias de Venezuela, para todos como uno solo tirar hacia el mismo lado, sacar la FISS a flote.
Ni San Cristóbal ni tampoco Mérida, las únicas ferias que aún se resisten a morir, a duras penas pudieran montar su espectáculo del toro este año, con más pena que gloria, por situaciones bien conocidas aquí y allá.
“La masa no está pa’ bollos” decían los abuelos, algo muy cierto en estos tiempos. Pero emulando al Libertador Simón Bolívar –“Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”-, Hugo Domingo Molina y con él quienes están al frente de la C.A. Plaza de Toros tendrán bajo su mando la FISS del año entrante y los cuatro próximas que están por venir.
Haciendo honor a su credibilidad, seriedad y responsabilidad, Don Hugo, como se le conoce en los corrillos del toro al padre de las corridas de toros en Venezuela, no quiso adelantarse a las consecuencias cuando fue abordado por Diario La Nación vía telefonía celular.
El presidente de la C.A. Plaza de Toros solo atinó a sentenciar que por el momento está en mente montar dos corridas, una novillada de postín y el Festival pro fondos de la Escuela Taurina “César Faraco”, con la presencia de diestros de cartel.
Incluso, sin que haya salido de la boca del empresario, sino dentro de las elucubraciones que se hacen los más consecuentes aficionados, se pudiera dar un mano a mano entre dos hijos del Táchira que ahora mismo revolucionan el mundo del toro: el recién doctorado como matador de toros Manolo Vanegas y el futuro diestro Jesús Enrique Colombo, quien recibirá la alternativa el venidero mes de octubre en Zaragoza, España.
Esta misma semana y por el poco tiempo que resta para el mes de enero, habrán otras reuniones para finiquitar los toreros a contratar, ganaderías y en fin todo lo relativo para sacar a flote de una vez por todas a la emblemática Feria Internacional de San Sebastián, y volverla a colocar en el sitial de honor donde siempre ha estado desde su nacimiento.
(Homero Duarte Corona)

- Advertisment -