Jugador del AC Lala FC vende sus pocos bienes para subsistir

sábado 05 septiembre 2020

256 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Desde hace once meses no le cancelan salarios al plantel y nunca hay una respuesta alentadora para paliar la deuda.


Por Homero Duarte Corona

La impotencia se apoderó del colectivo de jugadores que integran la plantilla del AC Lala FC, al extremo que algunos de sus protagonistas han tenido que vender los pocos bienes personales que poseen para subsistir.

Uno de los “damnificados”, Yuxer Requena, contó al periodista Óscar Giovanni Castro, integrante del programa “Deporte Total”, de la estación Imaginación 96.1 FM, las penurias que están atravesando él y el resto de la plantilla del equipo suroriental.

La veracidad de la información que estaba rodando por las redes sociales corrobora que efectivamente Requena sí tiene su vehículo en venta, producto de la crítica situación que están atravesando él y todos sus compañeros del novel club de Puerto Ordaz.

—-Efectivamente, estoy vendiendo uno de los últimos bienes personales que me quedan, mi vehículo -ratificó el jugador-, pues la situación en el Lala FC sigue igual, aquí no pasa nada; lo único que se oye, es: “sigan  esperando”, no nos dan una respuesta concreta, sentenció de entrada.

El señor Meza, uno de los dirigentes, cuando se le llama, su respuesta es la misma: “hay compradores -al referirse al equipo-, pero ya depende de ellos, y ante esto, lo único que resta es seguir esperando”.

“Yo estoy vendiendo mi carro -riposta- porque necesito dinero, poner a producir algo, porque imagínate, ya la situación es muy terrible. En mi caso particular, tengo mi vehículo y lo puedo vender, pero hay otros que no tienen nada, y ya son once meses de deuda a algunos; otros doce, algunos nueve; por lo tanto, es difícil, muy difícil”.

—-Aquí no se ha dicho nada, no nos han dado una respuesta concreta: mira, tal día cobran, pero nada, solamente hay que seguir esperando, esta es la única respuesta  que hemos recibido desde que empezó todo esto, hace diez meses, ocho y seis, indicó Requena.

La solidaridad no ha estado de parte de quienes son integrantes  del equipo Lala FC, “nadie se acuerda de nosotros, aunque es importante señalar que algunos colegas de otros equipos nos han llamado para darnos la voz de aliento”,  sostuvo Requena.

Es claro el jugador en el sentido de que “nosotros habíamos quedado o mejor firmamos un papel donde le pusimos una fecha, de enero a junio de 2020 para que se nos pagara; sin embargo, esto no ocurrió, la directiva no cumplió”. Meza pidió luego dos meses más, para pagar en agosto, pero tampoco se hizo efectivo, brillaron por su ausencia, la deuda sigue igual.

—-Nuestro capitán, Francisco Parra, tuvo que escribirles para saber qué pasaba, porque ellos simple y llanamente han estado desaparecidos en todo este tiempo, no se reportan; y cuando lo hacen, la respuesta siempre es la misma: “hay que esperar”, pero esperar hasta cuándo, se pregunta Requena.

En relación a entrenamientos, los test para conocer cómo está la salud de los jugadores, ante la presencia del coronavirus, qué está haciendo el equipo, una inquietud del periodista.

—-Nada, absolutamente nada, nosotros no tenemos ni idea de cuándo vamos a retornar al trabajo de equipo, tal como se venía haciendo antes de la cuarentena; incluso no sabemos si nosotros vamos a retornar. Han pasado las informaciones a los capitanes de cada combinado y estos la hacen llegar a sus compañeros o colegas, apostilló el jugador “laleño”.

El respaldo del gobierno, de la Federación Venezolana de Fútbol y de la Asociación Única de Futbolistas Profesionales no ha sido el esperado, confesó.

—-Lo único que hemos sabido del gremio de jugadores, apuntó, fue hace mes y medio, cuando se introdujo la denuncia en la Cámara Este, y habrá que esperar que abra, pero desconozco el tema como tal. 

“He vendido casi todas mis pertenencias”

Yuxer Requena habla a título personal, para señalar que, en lo particular, “vendí mi teléfono móvil, una cocina, una nevera; he hecho rifas, incluso trueques, me han ayudado amigos y también mi familia”.

—-Agotados todos mis recursos y sin tener dónde recurrir, he “echado mano” de lo último que me queda, mi vehículo, con ese dinero me sostendré por un par de meses más, esgrime.

En lo que tiene que ver con sus compañeros de equipo, el jugador  sentenció: “desconozco el tema, nos contactamos poco, pues todos ellos están buscando el pan de cada día para su familia. Sé que algunos siguen yendo a la mina, allí no hay señal de nada, vienen para la ciudad muy poco, apenas uno o dos días, luego de varias semanas de ausencia.  Otros venden pollo en el mercado, tequeños; en fin, una y mil cosas para poder salir a flote”.

Un mensaje final al país por parte de Requena: “En estos momentos duros de pandemia tenemos que estar unidos, tanto jugadores como directivos, empleados y todos los que trabajan en un equipo de fútbol o cualquier otra actividad. El covid-19 ha sido letal, no solo para los venezolanos, sino para todo el mundo. Dejar solo a un trabajador, como es el caso nuestro, es inhumano, no hay palabra para eso. Yo le pido a Dios que esto se normalice, que toque los corazones de cada directivo y puedan solventar la situación de sus empleados para poder vivir mejor”, finalizó.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype