Joven selección inglesa con mucha hambre

England's coach Gareth Southgate takes part in a press conference in Moscow on July 10, 2018 ahead of their semi-final match against Croatia during the Russia 2018 World Cup football tournament. / AFP PHOTO / Mladen ANTONOV / “The erroneous mention[s] appearing in the metadata of this photo by Mladen ANTONOV has been modified in AFP systems in the following manner: [Moscow] instead of [Repino]. Please immediately remove the erroneous mention[s] from all your online services and delete it (them) from your servers. If you have been authorized by AFP to distribute it (them) to third parties, please ensure that the same actions are carried out by them. Failure to promptly comply with these instructions will entail liability on your part for any continued or post notification usage. Therefore we thank you very much for all your attention and prompt action. We are sorry for the inconvenience this notification may cause and remain at your disposal for any further information you may require.”

MOSCÚ,  Jul 2018 (AFP) – Después de conducir a Inglaterra a su primera semifinal en el torneo desde Italia-1990, el seleccionador Gareth Southgate afirmó que su joven equipo quiere seguir derribando ante Croacia viejas barreras del fútbol nacional, al que este Mundial logró ilusionar de nuevo tras años muy lejos del brillo del pasado.

“Hemos dado varios pasos históricos -conseguimos nuestra mayor victoria en un torneo para Inglaterra [6-1 contra Panamá, ndlr], nuestro primer triunfo en un duelo eliminatorio en diez años, nuestra primera victoria en unos cuartos de final en mucho tiempo, así que vamos a intentar seguir derribando esas barreras”, afirmó el técnico de los ‘Pross’ este martes en la concurrida sala de prensa del estadio Luzhniki de Moscú.

Después de su contundente victoria contra Suecia en cuartos (2-0), los ingleses llegan reforzados a su cita con la selección balcánica, apoyados además en el gran momento de su cañonero Harry Kane, quien domina la tabla de goleadores con seis dianas.

“Todo el mundo ha podido ver el hambre que tienen estos jugadores. Hemos tenido que afrontar situaciones difíciles en los partidos”, recordó el técnico en referencia a la tensión de los ajustados octavos contra Colombia, que solo se decidieron al final de la tanda de penales.

Pese a su gran campaña, el joven equipo de Southgate no figuraba en la primera línea de los favoritos después de varios años de decepciones para la campeona del mundo en 1966.

– Al frente –

La buena fase del equipo, que salió de Brasil-2014 a las primeras de cambio y se fue de la Eurocopa-2016 en octavos, eliminada por la sorprendente Islandia, ha devuelto a Inglaterra la euforia por su selección, y por el propio Southgate, cuyo característico chaleco ha disparado sus ventas y será vestido por muchas hinchas este miércoles.

“No tenía planes de convertirme en un icono de moda, así que me siento un poco extraño ahora”, afirmó bromeando. “Estamos muy orgullosos del apoyo que estamos recibiendo, tenemos la oportunidad de hacer la diferencia y nuestros hinchas llevan mucho tiempo sufriendo en asuntos de fútbol”, recordó.

“El país también pasó unos tiempos difíciles últimamente en cuestiones de unidad y creo que el deporte tiene el poder de hacer eso. Desde aquí podemos sentir la energía y el apoyo que nos llega desde casa y es un privilegio”, añadió.

Pero, a pesar de esta nueva ola de ilusión en torno a la selección, los ingleses no quieren dejase asfixiar por la presión.

“Lo más importante es que mantengamos las cosas de la forma más normal posible”, pidió.

Para lograrlo, este plantel que no supera los 26 años de media pretende no obsesionarse con las viejas glorias de otras épocas y sí mirar hacia el prometedor futuro de una generación que apenas arranca.

“Por supuesto que necesitamos tomar muchas cosas buenas del pasado y de lo que consiguieron en 1966, pero de aquello hace mucho. No muchos de nosotros tienen memoria de esos tiempos”, valoró el capitán Jordan Henderson, que con 28 años es uno de los cinco supervivientes del Mundial-2014.