Gramado de Pueblo Nuevo presenta 60 por ciento de contaminación

574
Aspectos generales del inicio de sustitucion del gramado del estadio de Pueblo Nuevo, San Cristobal, Estado Tachira, Venezuela, el 13 de diciembre de 2016 (Gennaro Pascale Caicedo / Prensa Deportivo Tachira)

Un 60 por ciento de contaminación presenta el gramado de Pueblo Nuevo, así lo determinó la primera evaluación de la empresa APM Ingeniería Deportiva, a cargo de Andrew Páez monzón, a la cual se le ha designado la tarea de recuperar la lozanía del terreno de juego, que será reestrenado en enero de 2017 en el marco de la Copa Libertadores.

“Se han cometido algunos errores en mantenimiento que nos ha llevado a diseñar un trabajo similar al que hicimos recientemente con el gramado del estadio Metropolitano de Mérida, previo a los juegos de la vinotinto”, explicó Paéz, hermano del director técnico Richard Paéz.

La empresa inició los trabajos de recuperación el pasado lunes, con el diagnóstico real en que se encuentra la superficie de juego del coloso de Pueblo Nuevo, para descubrir el estado del suelo y poder aplicar los correctivos fitosanitarios.

Dijo que dicho trabajo consiste, en primer lugar, en el raspado general de la superficie, el cual adelantaron entre lunes y martes. En esta fase advirtieron la presencia de distintas plagas que son las que han socavado la uniformidad del terreno de juego.

“Eliminaremos inicialmente todos los residuos de corte de grama que han quedado de los últimos tiempos. Estamos adelantando el proceso de aireación para poder llegar al suelo fácilmente y hacer el primer control fitosanitarios el miércoles”, expresó.

Dejó claro que estos controles se tienen que realizar periódicamente para prevenir la plaga, y mantener la superficie de juego con la densidad, uniformidad y consistencia que debe tener un gramado deportivo de talla internacional.

“La aireación del césped es fundamental en todo este proceso, pues ayudará a estimular la planta cuando coloquemos los distintos abonos y fertilizantes, ya que ante la cantidad de plaga existente, debemos llegar a la profundidad del suelo para exterminarla de raíz y evitar que pueda seguir causando graves daños”, informó.

En cuanto a las zonas con problemas de nivelación, precisó que están en todos los sectores del terreno de juego, los cuales se aprecian con tan sólo pisar el gramado o dejar rodar el balón.

“La eliminación de todas esas malezas que sobresalen, por el alto grado de contaminación, lo vamos a lograr a través de un arenado global para emparejar la superficie”, señaló.

Posteriormente, se dedicarán a brindar una correcta densidad, uniformidad y compactación a la capa vegetal dándole prioridad a la grama Bermuda 419. Se espera que para inicios del mes de enero, cuando apliquen las primeras ráfagas de fertilización y colocación de algunas hormonas, se aprecie un cambio total.

Los equipos de riego serán sustituidos ya que la mayoría se encuentran dañados, siendo éste un sistema elemental en el óptimo funcionamiento del campo de juego.

El 23 de enero tienen pautado finalizar el trabajo, aunque no descartan que sea algunos días antes. Actualmente trabajan a toda máquina con personal especializado para darle otra cara a la grama del Templo Sagrado del fútbol nacional.

La empresa de Andrew Páez Monzón fue la misma que instaló el gramado en 2005, cuando se dio la remodelación del estadio, que fue la plaza mayor de la selección nacional en la Copa América 2007.

(Vía Deportivo Táchira)

Compartir