martes 19 octubre, 2021
InicioNoticiasGiroud y su ocasión de oro ante Argentina para entrar en el...

Giroud y su ocasión de oro ante Argentina para entrar en el corazón de Francia

4 views

ISTRA, Rusia, 28 Jun 2018 (AFP) – Usualmente decisivo en la selección de Francia, Olivier Giroud necesita de una vez por todas tener un gran partido, en un gran torneo, ante un gran rival, para definitivamente callar a sus detractores, y esa oportunidad se le presenta el sábado en Kazán, en los octavos de final del Mundial-2018 contra la Argentina de Leo Messi.

La historia sería bonita para él, porque Giroud inscribiría su gol número 32 con la camiseta de los Bleus y superaría a un tal Zinédine Zidane –31 goles–, para ocupar en solitario el cuarto puesto de la tabla histórica de goleadores de la selección de Francia.

El atacante del Chelsea busca protagonizar un partido de referencia en su carrera internacional contra un rival de prestigio, para taparles la boca a los críticos que lo acusan de pasar desapercibido en los encuentros importantes y destacarse en amistosos sin fuste.

El barbudo de 31 años, sin embargo, ya se ilustró en grandes citas. En la primera ronda del Mundial-2014, abrió el marcador con un cabezazo contra Suiza (5-2) y dio una asistencia a Mathieu Valbuena.

En la Eurocopa-2016, Giroud, también de cabeza, había puesto a Francia camino al triunfo ante Rumania (2-1). Y luego su sociedad con Antoine Griezmann dio resultados, principalmente en los cuartos de final contra Islandia en el Stade de France (5-2), donde el expunta del Arsenal festejó un doblete y dio una asistencia a ‘Grizou’.

Pero la crítica le apunta: Suiza, Rumania, Islandia… cuatro tantos en grandes citas pero ante rivales sin títulos importantes, lo que evita que deje huella en el corazón de los hinchas.

La sombra de Benzema

Durante esta Copa del Mundo, Giroud aún no ha marcado, aunque el goleador (77 selecciones) ha demostrado su importancia. Primero sin estar, al no haber sido titular contra Australia y que su ausencia se notara bastante.

Luego en campo, con un buen partido contra Perú (1-0), en el que se multiplicó para tapar las salidas del once peruano y arrancar la jugada del único gol galo, anotado por Kylian Mbappé.

“Es la historia de mi carrera, demostrar sin cesar. Hasta ahora, lo he logrado. ¿Por qué se detendría aquí?”, comentaba el día después del triunfo contra los sudamericanos por 1-0.

En la selección francesa también pasó su carrera dando pruebas, desde noviembre de 2015 mucho más con la marginación de Karim Benzema, por un escándalo de chantaje a su compañero Valbuena, en el seno de los Bleus. Durante muchos meses, parecía que Giroud debía disculparse por estar ahí vestido con el 9 en el campo de juego y no el atacante del Real Madrid.

“Tuve que soportarlo. Pero me sirvió para fortalecerme. En cierto punto, es injusto, porque yo no lo había pedido. Me sorprende que se habla todavía de ello cuatro años después”, confesaba recientemente en una entrevista con la AFP.

En el triste empate contra Dinamarca (0-0), Giroud fue muy poco asistido por sus compañeros. “Al final estaba tan frustrado que intenté un drop (golpe de tenis), me había olvidado de jugar al fútbol…”, dijo el artillero, reconociendo el bajo nivel del equipo contra los daneses.

Con la Argentina de Lionel Messi en el horizonte cercano, Giroud quiere dejar atrás rápido ese duelo con Dinamarca y aprovechar la oportunidad para marcar a fuego en la memoria de los hinchas de los Bleus su gran actuación, llevándolos hasta los cuartos de final de Rusia-2018.

- Advertisment -