Futgol

530

PLASMAR A TRAVES de un escrito la partida de un amigo, con mayor razón si se trata de un colega, además de hijo de otro compañero de profesión, el viejo Erasmo Rosales Avendaño, no es tarea fácil, hay que tener guáramo, mucho coraje. NOS DEJO un peso pesado de la radio, un polifacético de la comunicación social: Erasmo Enrique  Rosales Carvajal, para más señas Kike Rosales. SIENDO AUN niño, cuando su padre, don Tito, lo llevaba a la sede del Colegio Nacional de Periodistas en La Concordia,  junto a su amada y querida madre Doña Miriam, siempre vimos en “Kike” un ser amante de los medios, nació con la vena periodística al igual que su progenitor. ALLA POR el año 1984, cuando su padre era el Jefe de Redacción del ya desaparecido Diario Pueblo, en el sector Nueva Guayana de Pueblo Nuevo, una tarde se apareció el joven “Kike” Rosales,  cargaba encima un pequeño grabador, quería conocer el concepto de su padre, de que material estaba hecho él para emularlo. ANTES, ENTRO a la redacción deportiva, donde este servidor fungía como jefe del departamento; en lo personal me causó curiosidad cuando oí la voz del hijo de don Tito, interesante la dicción y el contenido. NO DUDE un instante y le dije: “tienes buena voz, porque no sigues los pasos de tu padre, para entonces narrador del noticiero de “El Mundo al Día” de las 9 de la noche por Ecos del Torbes”. NO ME contestó nada, silencio total. NO ARÓ en el mar ni edificó en el viento don Erasmo Rosales Avendaño, a la postre “Kike” Rosales se convirtió en un comunicador respetado por propios y extraños, un verdadero ícono de la comunicación social: narrador, comentarista, cronista, columnista, poeta y fin un ser con un bagaje inmenso de conocimientos, con una gran cultura como pocos.

 

************************************************

QUINCE DIAS DESPUES, cuando aún está muy reciente la partida al infinito del amigo, colega y  hermano, su nombre y memoria sigue retumbando en todos los rincones de la geografía regional, sobre todo los medios, su legado perdurará por siempre. ESTE MARTES 10 de abril, en el Salón de las Monteras de la Plaza de Toros de Pueblo Nuevo se realizará la última noche del novenario de su alma, desde las dos de la tarde y terminados los nueve rosarios, el padre Orlando Neira oficiará una misa por su alma. AUNADO  A ello los cronistas taurinos han hecho una convocatoria a todos quienes de una u otra forma tienen que ver con el mundo del toro para una reunión a partir de las siete de la noche, ahí mismo en el “Templo del Toro”, en la que se tratarán tres puntos de vital importancia de todo lo bello y sublime del mundo de la tauromaquia. UNO DE los puntos tiene que ver el palco de prensa donde transmitía “Kike” Rosales las corridas de toros en la Plaza de Pueblo Nuevo, que a partir de este momento lleve su nombre. PARA LOGRAR esta premisa se requiere el visto bueno de la directiva en pleno de la C.A. Plaza de Toros presidida por el licenciado Hugo Domingo Molina, quien era amigo personal de don “Kike” Rosales, el hijo de Doña Miriam y el viejo “Tito”, como a él le gustaba decir entre amigos de tertulia.

 

************************************************

 

COMO ERASMO Enrique “Kike” Rosales también era un consumado y respetado narrador y comentarista del fútbol, quienes forman parte de esta familia quieren rendirle un sincero homenaje, que su nombre quede grabado por siempre en la Sala dos de prensa del Estadio Pueblo Nuevo, escenario en el que por tantos años él llevó las incidencias de los partidos en los que estaba involucrado el Deportivo Táchira, tanto en los torneos rentados del balompié nacional como la Copa Libetadores de América. EN LO que fue algo así como una premonición, en su alistamiento para transmitir el Mundial de Fútbol de Rusia 2018 para una cadena de la capital del país, “Kike” Rosales narró su último partido el martes 27 marzo, choque en el que el aurinegro se midió al Deportivo la Guaira en el estadio “José Antonio Páez” de Puerto La Cruz, primera victoria del amarillo y negro en condición de visitante ene l Torneo Apertura 2018. EL LUNES 2 de abril, la junta directiva del Deportivo Táchira se unió a los homenajes póstumos a “Kike” Rosales, haciendo un acto especial en el estadio Pueblo Nuevo, previo al choque del aurinegro ante el Metropolitanos de Caracas. A LA postre el local alcanzó su segunda victoria al hilo, el alma de “Kike” estuvo de su lado, “aupó” por la divisa que tanto quiso, incluso fue directivo en una oportunidad. POR COSAS del destino, Erasmo Enrique “Kike” Rosales, le confesó a muchos de sus colegas y amigos, entre ellos el autor de esta tribuna, que no quería saber nada del fútbol, “me hastió, no quiero volver al estadio”. SIN EMBARGO, por sugerencia de su amigo y colega Rafael “El Conejo” Rodríguez lo incluyó en un proyecto a través de la 98.5 FM Buenísima, para laborar en un programa deportivo matinal y para las transmisiones de los partidos en condición de comentarista. REGRESO EL “Kike” al comentario y narración del fútbol luego de varios meses distanciado, lamentablemente su vuelta fue muy corta, por no decir que efímera, para dejar en sus amigos oyentes y colegas su buena dicción, timbre y narrativa especial como un verdadero legado de quien cada vez que tomaba el micrófono dejaba una buena lección de cómo hacer buena radio. SUS CRONICAS taurinas a través de medios impresos de la capital del país y en internet también tenían una especial connotación. DON “KIKE” Rosales quedará en la mente y el corazón de quienes fuimos sus amigos y por supuesto de esa legión de seguidores a través de la ondas hertzianas de la radio tachirense y nacional. EL FÚTBOL y la fiesta del toro quedan huérfanos de uno de mejores exponentes, ninguno como él. PAZ A su alma.

Homero Duarte Corona