martes 25 enero, 2022
InicioNoticiasFinal feliz para Guaros en la novela de la LPB

Final feliz para Guaros en la novela de la LPB

15 views

Con mucha polémica se terminó la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) 2018, una temporada que estuvo marcada por los conflictos y sobre todo la improvisación. Una zafra en la que el honor se lo llevó el elenco de Guaros de Lara, quien se adjudicó el máximo título del campeonato.

Lara consiguió su segundo título del baloncesto profesional venezolano, y de manera consecutiva sumó su segundo campeonato, luego de derrotar a Trotamundos de Carabobo este sábado en su casa, el Domo Bolivariano de Barquisimeto, en el séptimo compromiso de la gran final, reñido y pospuesto partido que finalmente quedó a favor de los “Crepusculares” por 97 puntos y 86.

Dramática final

El pasado 28 de julio arrancó la gran serie final de la LPB 2018, instancia que comenzó precisamente donde todo terminó, en el Domo Bolivariano de Barquisimeto. Los locales cayeron en el primer juego pero igualaron la serie al ganar la segunda contienda, dejándola en 1-1 para mudar las emociones al Fórum de Valencia, casa del “Expreso Azul”.

Allí, en el tercer partido iba a suceder algo que a la postre marcaría el destino de la final; una vez culminado el compromiso, el cual ganó Trotamundos, se suscitó una revuelta detrás de la banca de Guaros, en donde jugadores crepusculares y aficionados protagonizaron escenas violentas en las que se vio envuelto la figura del conjunto larense, Gregory “Grillito” Vargas.

A raíz de eso, el Tribunal Disciplinario de la liga suspendió al Grillito con seis partidos, no obstante, Lara decidió acudir a tribunales civiles para apelar la sanción, logrando así rebajar la pena a dos partidos, por lo que Vargas alineó el sexto compromiso, el cual ganó su equipo e equilibro la serie a tres triunfos por lado.

Trotamundos protestó ante la LPB lo que consideraron una alineación indebida y se negaron a saltar al tabloncillo del Domo Bolivariano de Barquisimeto para jugar el séptimo duelo, lo que generó la incertidumbre sobre el destino que iba a coger esta finalísima.

Tras dos días de especulaciones y desconocimiento sobre como terminaría esta situación, la liga decidió someterlo a consenso con los propietarios de los clubes que participaron en la LPB 2018, a excepción de los dos representantes involucrados (Guaros y Trotamundos).

Finalmente, con un total de 5 votos a favor y 3 en contra, la junta determinó que se jugara el séptimo encuentro pero sin la presencia del Grillito, decisión que fue acatada por ambos colectivos.

De esta manera culminó una accidentada zafra basquetera en Venezuela. Una temporada que en un inicio no se sabía si se iba a dar y con cuántos equipos se iba a jugar. Mucho que lamentar y poco que resaltar.

Por el bien del deporte y el baloncesto venezolano, se espera aprender de esta nefasta temporada y tener una mejor organización para las venideras zafras, esperando elevar el nivel de la disciplina a nivel nacional, tanto en lo deportivo como en lo organizativo.

Favio Hernández

- Advertisment -