jueves 26 mayo, 2022
InicioNoticias‘Sachi’ y el reto de volver a Venezuela

‘Sachi’ y el reto de volver a Venezuela

1.040 views
Sachi
Sachi

La primera vez que Santiago Escobar visitó San Cristóbal fue en 2001, cuando a la cabeza de Estudiantes de Mérida y con 37 años hizo su debut como entrenador de Primera, en el partido frente al extinto Unión Atlético Táchira, dirigido casualmente por Carlos Maldonado. Desde entonces quedó prendado por el ambiente y la entusiasta afición.

Hoy, 15 años después, con 52 calendarios encima y curtido de experiencia tras su paso por otros ocho equipos, ‘Sachi’ regresa a la ciudad Cordial para dirigir al Deportivo Táchira, la razón de ser de la plaza más futbolera del país, un “grande e histórico”, como él mismo la califica.

“Uno no puede dudar ante estos retos”, expuso Escobar, quien aspira poder ser tan recordado por la gente como su paisano Jorge Luis Pinto (2010-2011) artífice de la séptima estrella y ahora en la dirección técnica de Honduras, tras llevar a Costa Rica a los cuartos de final del Mundial Brasil 2014.

Pero más allá del ambiente, la grandeza del equipo y el antecedente de Pinto, para Escobar, la solvencia moral y económica de Jorge Silva le brinda el acompañamiento ideal para alcanzar “objetivos grandes a corto, mediano y largo plazo”.

“Acepté por respeto, porque es un equipo grande de Suramérica. También tuve una oferta de otro club en Colombia, pero no se pudo llegar a un acuerdo. Acá, más allá de lo económico, me seduce el proyecto también”, sostuvo Santiago Escobar.

Pero ¿de qué va el proyecto? 

Básicamente el norte está en potenciar el protagonismo del aurinegro en el concierto nacional e internacional, y en este último escenario la Copa Libertadores es la prioridad inmediata.

“Ese es un objetivo a corto plazo”, afirma Sachi, quien considera que a pesar del corto tiempo de preparación para la fase uno “igual buscaremos con ilusión llegar a la ronda de grupos y ya quedarnos internados en ese torneo que es de mucha motivación para la hinchada, para los jugadores y cuerpo técnico, porque es un vitrina internacional, que todos apuntan a ganar”.

El arribo a los octavos de final que logró el equipo de Carlos Maldonado en la Libertadores de este año está lejos de ser un factor intimidante para el nuevo DT, al contrario, “son puntos altos que lo estimulan a uno y te dan la seguridad de ir en busca de una gran participación”.

Escobar es consciente del escrutinio permanente al cual estará sometida su gestión y no le teme. “En los proyectos se gana, se pierde o se empata, nosotros vamos a trabajar pensando siempre en ganar. Es la ilusión de todos. Mi invitación es a que en los momentos difíciles tengamos valentía, soñemos, empujemos el barco, critiquemos constructivamente, ganar todos los días no se podrá, pero sí lo vamos a buscar”.

Ahora ¿cómo lo va a buscar? 

A tres días de su llegada al equipo, Escobar está en fase de diagnóstico del material humano con el que cuenta. El binomio experiencia y juventud es fundamental para el técnico colombiano, que apuesta a dar valor y proyección al talento venezolano.

Finalizada su competencia, el aurinegro ha comenzado a sumar refuerzos y ante la inminente llegada de más jugadores en diferentes posiciones, muchos se preguntan qué pasará con talentos emergentes, como Jan Hurtado o Samuel Sosa, de actuaciones descollantes en el último tramo del campeonato.

Escobar aclara que “por filosofía de vida, por lo que siento del fútbol, el jugador joven está en mis proyectos”, y referencia los casos de Juan Guillermo Cuadrado, que lo hizo debutar en el Independiente Medellín a los 16-17 años, Sebastián Pérez en Atlético Nacional a los 16 años, Juan Esteban Medina, Teo Gutiérrez en Júnior, “jugadores desconocidos en su momento y les dimos la primera opción”.

“Si ellos –los juveniles- demuestran que están para jugar torneos internacionales, le daremos la oportunidad, pero tienen que tener acompañamiento y en ese momento la experiencia es muy importante”, dijo Escobar, destacando la necesidad y ventaja de contar con futbolistas como Jorge Rojas, Giancarlo Maldonado, Yuber Mosquera o Gerzon Chacón.

Ellos “van a ayudar a que los jugadores jóvenes se vayan consolidando”, la idea es que cuando a los más chamos les toque puedan “competir sin complejos ni temores, de igual a igual con los argentinos, brasileros, con respeto por los rivales, pero con una autoestima alta”.

(MJS)

Agenda de Pretemporada

Hasta el 18 de diciembre: 

Etapa de diagnóstico y observación del grupo

Incorporación de trabajos con balón

Trabajos integrales técnico-tácticos-físicos-sicológicos

Práctica de fútbol

Evaluaciones antropométricas

Del 4 al 17 de enero:

Evaluaciones antropométricas

Base de altura en Mérida

Amistosos (2-3)previo debut en Libertadores

- Advertisment -