Empates

53

El Ureña SC no pudo romper la valla metropolitana y terminó igualando el compromiso. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
El Ureña SC no pudo romper la valla metropolitana y terminó igualando el compromiso. (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
Jornada de empates para los dos equipos tachirenses en el actual Torneo Adecuación de la Primera División del fútbol profesional venezolano. El Ureña SC pactó a cero frente a su similar de Metropolitanos FC, cotejo que se llevó a cabo la tarde de ayer en el Estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo; por su parte, el otro equipo del patio, el Deportivo Táchira, también sacó un punto en visita al Centro Total de Entretenimiento Cachamay de Puerto Ordaz, escenario en donde se midió ante Mineros de Guayana, igualando a un gol.
Un juego bastante defensivo se pudo ver en Pueblo Nuevo, en donde el cuadro capitalino planteó esa estrategia, esperando el error del rival para aprovechar alguna ocasión de gol, mientras que los locales mostraron más juego pero no fueron contundentes en las definiciones de las jugadas.
La primera mitad fue bastante pareja, prácticamente se jugó en la mitad del campo, solo dejando ver algunos destellos ofensivos de los conjuntos en disputa. El zaguero Harry Mena fue uno de los jugadores más resaltantes del compromiso, realizó una gran labor en la defensiva y se mostró bastante seguro y determinante al momento de marcar a los delanteros rivales.
Léster Ortiz fue desequilibrante por las bandas, incluso en algunos pasajes del encuentro llegó a tomar las riendas del equipo y buscó armar algunas ocasiones ofensivas. Alexis Vargas estuvo lejos de una buena tarde y apenas apareció en algunas jugadas. En la segunda parte ingresó Luis Chacón y le dio un poco más de movilidad al equipo de la frontera.

Agónica igualdad
Sobre la hora, el Deportivo Táchira logró arañar un punto en el Cachamay, en donde los penales fueron los protagonistas del duelo. Aunque el aurinegro comenzó dominando el encuentro, fue Mineros de Guayana el que se adelantó en el marcador gracias al gol de Richard Blanco, de pena máxima, producto de una infracción cometida por Wilker Ángel al minuto 33.
Sin embargo, la anotación no aminoró a la visita, que continuó propiciando intentonas de gol pero sin obtener un resultado favorable; fue a través del balón parado en donde Táchira generó más peligro.
Al comienzo de la segunda mitad, Blanco tuvo la oportunidad de poner en ventaja a su equipo, pero desperdició la ocasión rematando por alto ante un mano a mano con el meta tachirense Alaín Liebeskind. El estratega atigrado, Daniel Farías, hizo algunos cambios para sumar en ofensiva, pero el partido se tornó monótono, salvo algunas aproximaciones por parte de César “Maestrico” González.
Fue hasta el minuto del agregado cuando el carrusel aurinegro logró el codiciado gol de la paridad. José Alí Meza fue derribado en el área minera y el principal sentenció tiro penal, el cual fue bien ejecutado por “Maestrico”, ubicándola a la izquierda del portero rival, quien se lanzó en sentido contrario. (F.H.)

Compartir