El detalle de Djokovic con Del Potro en el US Open con el que se ganó al público

411

La final del US Open nos dejó de todo. Grandes momentos de tenis, igualdad, intensidad, errores, emoción… y un detalle de deportividad de los que se recuerdan.

Tras el último punto Novak Djokovic se tiró al suelo y después recibió el abrazo de su rival, un Juan Martín del Potro que volvía a una final de Grand Slam tras pasar por un auténtico calvario de lesiones. El argentino encajó con enorme deportividad la derrota, aunque no pudo evitar derrumbarse minutos después sentado en su silla.

El argentino Juan Martín del Potro cayó ante Novak Djokovic en la final del US Open y unas imágenes suyas tras el juego conmocionaron en las redes sociales.

Djokovic, al ver la escena, no dudó en levantarse e ir a consolar a su rival, que le agradeció el gesto.

 

Djokovic tras ganar el US Open: “Quiero seguir haciendo historia”

El tenista serbio Novak Djokovic, ganador noche del Open de Estados Unidos 2018 contra el argentino Juan Martín del Potro, afirmó que quiere “seguir creciendo” para “hacer historia” en este deporte.

Así de orgulloso se manifestó el serbio en la rueda de prensa posterior a la final del US Open, que ganó en tres sets al tenista de Tandil.

“Quiero seguir creando historia. Y quisiera crear la mayor posible. El pasado puede enseñarnos mucho pero quiero dirigir mi energía hacia el presente”, declaró el jugador de Belgrado, quien arrebatará este lunes el número 3 del ránking ATP a su rival de hoy.

El cambio

“Mi vida ha dado un giro de 180 grados en seis meses. Me ha llevado mucho tiempo recuperar mi nivel pero he aprendido mucho en este periodo. Mis dos últimos meses han sido una locura”, agregó.

Djokovic agradeció el apoyo de su familia y de su equipo, que han estado con él “en los momentos complicados tras la operación al inicio de este año”, en febrero, cuando fue intervenido por una lesión en su codo derecho.

“Saqué lo mejor de mí en esos momentos para salir adelante y encontrarme en la situación en la que estoy ahora”, apuntó el serbio, que logró hoy su tercer título en Nueva York, tras los conquistados en 2011 y 2015, y decimocuarto “grande” de su carrera.

Djokovic, a quien le gusta el montañismo, recordó una caminata con su esposa tras Roland Garros: “Nos sentamos y miramos el mundo desde esa perspectiva. Recordé las emociones que el tenis me había dado y dejé que me llegara una nueva inspiración. Eso fue un nuevo comienzo para mí”.

Como en fútbol

Sobre el partido bromeó y explicó: “Fue como un partido de fútbol, con aficionados argentinos y serbios. Cuando sus aficionados cantaban Olé-Olé me imaginaba que cantaban ‘Nole-Nole’ para animarme”.