lunes 20 septiembre, 2021
InicioNoticiasEl arte callejero de María Cazorla

El arte callejero de María Cazorla

7 views

Con apenas 9 años ya jugaba contra chicos mucho mayores que ella y no tenía reparos en mostrar todo su repertorio de regates. Y hoy continúa con la tradición.

“A veces les hago túneles… y se ponen bravos” dice entre risas María Cazorla a FIFA.com. Ahora tiene 14, juega contra chicas mayores en su equipo, contra hombres hechos y derechos y contra sus amigos en las calles de su humilde barrio de Puerto Cabello. Y también lo ha hecho en el Mundial de Jordania, desde su arranque ante Alemania.

Menuda y algo tímida en la distancia corta, en la cancha su desparpajo le ha permitido hacerse un hueco como titular pese a su incorporación tardía, porque María juega con sus compañeras de la Vinotinto sub-17 desde hace apenas un mes. “Me incorporé a finales de agosto. Me llevo bien con todas, me enseñan y me apoyan mucho, me dicen que me porte bien”. Y sonríe.

Las calles de Puerto Cabello, una ‘cancha’ perfecta

Ante Alemania María no logró mostrar todo su repertorio regateador, pero la habilidad con la que se deshizo de su par para marcar tiene mucho de ese fútbol callejero en el que se formó y que sigue practicando en cuanto tiene ocasión.

“Soy la única chica que juega por la calle, a las demás no les gusta”, reconoce. De hecho, al principio el fútbol la alejó de algunas amigas. “Me decían que por qué jugaba con hombres, que el fútbol no era para mujeres, pero yo les respondía ‘a mí me gusta. Es mi juego’”.

Y llegaron amigos nuevos. “Mike, Lorenzo, Eddie, José… tengo un montón. Los regates los aprendí jugando con ellos. Son como mi familia”. Y su sonrisa se ensancha. Sabe que sus amigos ven los partidos, como también sus abuelos y su tío, que cuidan de ella tras la muerte de sus padres… y que hasta están empezando a aficionarse al fútbol, aunque “no son futboleros”.

Cuando está en casa, su vida transcurre entre el colegio de por la mañana y los entrenamientos y partidillos de la tarde, pero tiene clara su meta. “Cuando sea grande quiero irme a un equipo al extranjero para seguir con mi fútbol y ayudar a mis abuelos. Yo les dije que les iba a ayudar”.

(Vía FIFA.com)

- Advertisment -