Cubanos se bajan del Giro Andino

1638

Los antillanos han sido fieles asistentes a la Vuelta al Táchira.
Peligra la categoría de la Vuelta al Táchira en Bicicleta, luego de conocerse la lamentable noticia de que el seleccionado cubano no vendrá debido a una problemática presentada con respecto a sus boletos aéreos, por lo que a falta de tan solo un día para que inicie el más importante evento calapédico de Venezuela, queda en la incertidumbre si se mantendrá o no el prestigio de la carrera.
Así se pudo conocer mediante la Asociación Tachirense de Ciclismo (ATC), encabezada por William Rodríguez, quien dio a conocer detalles sobre la vicisitud presentada, así como también disertó sobre posibles soluciones que, de concretarse, salvarían la patria a última hora.
Entre las opciones que se manejan figura la invitación de otra escuadra, procedente de la hermana república de Colombia, y así sumar la quinta delegación extranjera y cumplir con este fundamental requisito exigido por la UCI (Unión Ciclística Internacional) para que un evento calapédico sea considerado de categoría 2.2, tal como lo ha venido siendo la Vuelta al Táchira.
De concretarse la presencia de esta escuadra neogranadina, se sumaría a las ya establecidas en el estado: GW Shimano, JB Ropa Deportiva, Trepa Bik Aroma (todas colombianas) y Androni Giocattoli (Italia).
Al parecer, la problemática con la selección cubana, que se esperaba arribase ayer a suelo tachirense, fue por tres pasajes aéreos que no se despacharon, por lo que la delegación caribeña quedó incompleta y decidió no asistir.
Ciclismo cubano
acostumbrado a la Vuelta
Cuba representa una gran baja para el Giro Andino, pues los corredores antillanos se han convertido en invitados indispensables para el certamen calapédico, un equipo constantemente presente en la Vuelta.
Revisando la historia, los cubanos han sido fieles a la Vuelta. Importantes nombres lograron memorables victorias en etapas de la competencia criolla; incluso Cuba llegó a quedarse en un ocasión con el máximo honor de la Vuelta al Táchira, fue en la edición del año 1986, cuando Eduardo Alonso se tituló campeón de la carrera.
Por el bien y prestigio de la competición ciclística más importante de América Latina, se espera que este inconveniente sea superado y se consiga la asignación de una quinta divisa foránea, para que la Vuelta conserve su estatus 2.2, ya que mañana se dará el banderazo inicial y más de 150 ciclistas pedalearán por asfaltos andinos y llaneros, escribiendo otra página en el libro de la Vuelta al Táchira en Bicicleta. (Favio Hernández)