Contra Reloj

DIARIO LA NACIÓN, pese a los imponderables les ha cumplido a los miles de lectores, no ha dejado de informar un solo día las incidencias de la 53ª edición de la Vuelta al Táchira en Bicicleta 2018. LA CRISIS de papel periódico obligó al matutino regional a no circular por tres días, previo a la partida del Giro Andino. SOLUCIONADO EL problema, en cierta forma, el envío desde el centro del país de un poco más de 30 bobinas de papel, el diario de mayor circulación de los andes venezolanos está de nuevo en la calle y en los hogares del más común del nacido en esta tierra, quienes han dado el espaldarazo a la familia de Diario La Nación desde su nacimiento el 23 de diciembre de 1968. A PARTIR de hoy y hasta el lunes 22 de enero, el cubrimiento del giro ciclístico por esta tribuna impresa será en forma completa, tanto a nivel escrito como en lo gráfico. LOS BUENOS tiempos, cuando este medio impreso llegó a circular con cuatro cuerpos, la Vuelta al Táchira era prioridad, espaldarazo total con la publicación de cuatro páginas a color y blanco y negro, con la parte gráfica como prioridad, además de la crónica de la etapa, el informe internacional, sumado a la publicación de varias columnas por connotados periodistas, entre ellos Ramsés Díaz León, Héctor Urrego Caballero, Oscar Pérez “Trapito” y Guillermo “Guillo” Villamizar. PASADOS LOS años, en el umbral del medio siglo de fundada Diario La Nación, todo ha cambiado: ahora apenas una reseña de media página, por una serie de problemas, que no solo es la falta de papel periódico sino la inexistencia de repuestos para los vehículos de la empresa periodística, trayendo como consecuencia la ausencia del trío “nacionero” en la raya de partida y la llegada de cada una de las etapas: conductor, fotógrafo y periodista. SIN EMBARGO e independientemente las vicisitudes, en la recta final de la justa andina Diario La Nación le dará el espaldarazo a la carrera, cubrimiento total en las tres últimas etapas, especialmente la décima, el tradicional circuito de las avenidas España y 19 de Abril, con lo que se cierra el giro local.
DOS HECHOS HISTÓRICOS en la historia de la Vuelta al Táchira: lo sucedido en el 2002, la larga escapada de de un pequeño grupo de corredores en la etapa entre Santa Bárbara de Barinas y Santa Ana del Táchira, sacando la mejor tajada los loteros para entonces Freddy Vargas y Luis Murillo, una diferencia de casi 20 minutos en relación al gran lote, a la postre coronándose campeón el primero en condición de novato y privando a Noel Vásquez de alcanzar la triple corona, quien había ganado en forma consecutiva las ediciones de los años 2000 y 2001, tuvo que conformarse con el subtítulo. MUCHO MORBO entonces por lo sucedido, pues algunos se atrevieron a decir que hubo un enfrentamiento por parte de los corredores del Kino Táchira y Lotería del Táchira, sobre todo al no poder obtener Noel Vásquez el triple reinado al hilo. SE REPITE la historia en la edición 53, esta vez en la segunda etapa, el pasado sábado, recorrido entre Suripá, estado Barinas, y Borotá, estado Táchira, después de superar por más de 16 minutos el pequeño grupo de escapados en la raya de meta a los favoritos para pelear el título individual. RESTANDO APENAS dos etapas, luego de culminada la octava en Rubio, un circuito de 124,8 kilómetros, ganada por el colombiano Cristhian Talero (GW Shimano); la de hoy, con salida en Ureña, para hacer un corto circuito la zona de frontera entre las capitales de los municipios Bolívar y Pedro María Ureña y final en el Monumento del Cristo Redentor en Capacho, una de las etapas más emotivas y emblemáticas del giro local; y la de este domingo, la gran final, lo que será el tradicional circuito de las avenidas España y 19 de Abril, que al igual que en el 2009, será el recorrido que defina quién será el nuevo rey del Giro Andino, el que se sentará en el trono que ahora ocupa el rubiense Jhonathan Salinas.
DESPUÉS DE CONCLUIDA la segunda etapa en Borotá, Diario La Nación tituló: ¿Todo está consumado…?, haciendo alusión a como había quedado la clasificación general, el astronómico tiempo que tomó el grupo de escapados en relación a los favoritos de la carrera. COMO EN el deporte no hay nada escrito, en lo particular y por la experiencia de tantos años, no nos adelantamos a las consecuencias; aunque de alguna forma coincidíamos con quienes se atrevieron en señalar que ya la competencia había quedado supeditada para ese momento entre quienes quedaron ubicados en los primeros quince puestos, merced de ser una Vuelta corta, no similar a las grandes carreras por etapas del mundo como el Tour, el Giro y la Vuelta a España, donde son 20 etapas y se puede descontar una ventaja de este tipo. CON EL TIEMPO y con el correr de las etapas todo se ha venido despejando, pues con un poco más de 200 kilómetros por recorrer, solo dos etapas, la opción por el título individual ha quedado solo para un número no mayor de tres corredores, quienes ocupan las tres primeras casillas en la clasificación general: Pedro Gutiérrez, Ronald González y Carlos Torres, tres de los escapados en la segunda etapa; el primero, nativo del estado Lara, ficha del equipo Gobierno de Yaracuy-Banco Bicentenario, dirigido por Edgar Da Silva; el segundo, tachirense, campeón del Giro Andino en el 2009, quien viste los colores del novel equipo Inversiones Alexander, bajo la dirección técnica de Samuel Villamizar; y el tercero, campeón de la pasada Vuelta a Venezuela, ficha del equipo JHS Grupo. NO OBSTANTE, la lucha ha estado centrada por parte de Gutiérrez y González, separados a solo 7 segundos. FINAL DE infarto, que pese a la situación país, la afición tachirense y nacional va a estar pendiente de lo que suceda hoy en la zona de frontera y mañana en la ciudad capital con el circuito de las avenidas España y 19 de Abril, la lucha de los segundos para definir el campeón de la Vuelta al Táchira 2018. En la gráfica de Ender Guerrero, el líder Pedro Gutiérrez en su ritual de todos los días antes de partir cada etapa.
Homero Duarte Corona