sábado 12 junio, 2021
InicioNoticiasClausura Crepuscular

Clausura Crepuscular

137 views

El Deportivo Lara se alzó con el máximo honor que concedió el Torneo Clausura 2018; es el flamante campeón del segundo semestre del año, luego de que este domingo derrotara al Deportivo La Guaira por la mínima diferencia, en el estadio Olímpico de la UCV, ubicado en la capital de la República Bolivariana de Venezuela, la ciudad de Caracas.
Con la ayuda de cancerbero litoralense, Carlos Olses, Jesús Hernández marcó el único tanto del partido, suficiente para que en el epílogo del compromiso le diera este importante triunfo al elenco “Crepuscular”.
De héroe a villano
Está comprobado que el balompié es uno de los deportes más crueles en el mundo; esto quedó demostrado este fin de semana cuando el cancerbero guaireño, Olses, quien tuvo un álgido rendimiento durante toda la zafra, e incluso en el Torneo Apertura 2018, siendo determinante para los suyos en más de una ocasión, evitando las caídas de su arco, cometió un garrafal error que derivó en la derrota, y por ende, alejó a su equipo del título.
Cuando se pensaba que el juego se iría hasta el alargue, y con el tiempo reglamentario en absoluto cumplimiento, el prometedor guardameta naranja protagonizó un mal despeje con su pierna izquierda, sacando un disparo enyoyado hacía las proximidades de Hernández, quien como un depredador venía a presionar.
Pasó lo que tenía que pasar. El delantero crepuscular aprovechó el error del arquero local y con arco vació no dudo para definir con su pierna izquierda y sepultar las aspiraciones “Naranjas”; puesto a que solo les quedaba el tiempo agregado para realizar dos goles, si querían seguir luchando por el título.
La algarabía se desató en las filas larenses. El banco se vació y el grupo se unió en un gran y fuerte abrazo a un costado del arco norte del Olímpico de la UCV, justamente en todo el frente de los aficionados que viajaron desde Barquisimeto para apoyar a su club y soñar con que levantarían la copa.
En una ensalada de emociones se convirtió el estadio de la “Ciudad Universitaria”. Lágrimas (de alegría para unos y de tristeza para otros), incredibilidad, risas, abrazos, exaltación, decepción, entre otras, explotaron cuando el cronómetro marcó los 90 minutos de juego y Hernández anotó la diana visitante.
Juego parejo
Como en el encuentro de ida, realizado el domingo 18 de noviembre en el estadio Metropolitano de Cabudare, en donde el marcador final fue reflejo de lo que se vivió dentro del campo de juego, este duelo de vuelta no distó mucho de aquella tarde en Lara.
Fueron dos partidos muy similares. Las escuadras se guardaron mucho, cuidaron bastante su arco y no se esmeraron en arriesgar mucho a la hora del ataque, queriendo no cometer un error o conceder espacios que resultaran perjudiciales para la virginidad de sus redes.
Lara tuvo su oportunidad en casa luego de que el mismo Olses se agigantará al taparle un penalti a quien ocho días después iba a convertirse en su verdugo, Hernández.
De esta manera, los Naranjas conservaron una importante ventaja que llevaron a casa, esperando contar con la misma suerte que tuvieron ante Zamora y el Deportivo Táchira, colectivos que derrotaron categóricamente en el Olímpico de la UCV, pero no sucedió.
Los del litoral central tuvieron que tragarse el grito de gol y la celebración luego de que el juez principal anulara un tanto de Argenis Gómez, por solicitud de linier en claro fuera de juego.
Para esta ocasión, la asociación entre “Maestrico” González y Heber García no dio frutos, aquellas combinaciones que fueron letales para los demás rivales, pues Lara cerró líneas y no despistó en el marcaje ni intercepción de pases.
Por la estrella
Todavía queda una semana de fútbol en el país; aún no se acaban las emociones del balompié, puesto a que falta la disputa por el campeonato absoluto 2018 de la Primera División del Fútbol Profesional Venezolano.
Ya tenemos a los dos campeones del año; el Zamora FC, monarca del Torneo Apertura, y el Deportivo Lara, campeón del Torneo Clausura. Ambos deberán enfrentarse en una llave ida y vuelta por el máximo título de la disciplina criolla.
Así pues, este domingo 2 de diciembre la serie arrancará en el Metropolitano de Cabudare, para que el miércoles 5 de diciembre se defina todo en el estadio Agustín Tovar “La Carolina”, en Barinas.
Favio Hernández

- Advertisment -