Balcánicos a la guerra

97

Por primera vez en la historia del fútbol el seleccionado croata jugará una final de la Copa del Mundo, honor que alcanzó tras derrotar en la prórroga a su similar de Inglaterra, por marcador de 2-1, tras haber terminado igualados a uno en el reglamentario.

Otro partidazo se vivió en esta instancia Semifinal. Un juego de tú a tú, como el de ayer. Los balcánicos domaron a los “3 Leones”.

Los ingleses se adelantaron en el marcador en la primera parte pero en el complementario los croatas consiguieron la paridad. Ya, en la segunda parte de la prórroga, el delantero Mario Mandzukic se convirtió en el héroe de los poco más de 4 millones de personas que habitan en Croacia.

Gol de camerino. Alegría etísica

El marcador se abrió a los 4 minutos gracias a un tiro libre que cobró Trippier. Un lanzamiento frontal al pórtico croata y que se incrustó a la izquierda del portero Subasic. Una ventaja que Inglaterra no supo administrar.

Le costó un poco a los “Vitreni” salir del letargo que les ocasionó el tanto encajado, aunque una vez vueltos en si, emprendieron la remontada que les llevó a la victoria.

Paridad de Perisic 

Croacia vino siendo de menos a más. La pasaba mal cada vez que Inglaterra tenía una oportunidad a balón parado. La asociación Modric-Rakitic comenzó a dar frutos junto a las subidas del Vrsalijko por la lateral derecha, mientras que el ex-Bayern Múnich, Mandzukic, batalló adelante contra los muros ingleses.

Al minuto 68, Perisic marcó la diana de la igualdad en el marcador, al anticipar a Walker y con su pierna izquierda enviar el esférico hacia el palo de la mano derecha del arquero Pickford.

Sin piernas y gol 

Finalizados los 90´ reglamentarios se vino el extra tiempo. El juego bajó mucha calidad, pues el cansancio y la falta de piernas hicieron ver acciones imprecisas y pesadas.

A razón de eso, al minuto 109, a “Súper Mario” Mandzukic le dejaron una pelota pagando en el área de los 3 Leones, balón que no pudo ser despejado por la defensiva inglesa.

El “9” balcánico no perdonó -minutos antes había tenido una pero Pickford se la desvió- y con como venía, con su pierna izquierda remató cruzado hacia el segundo poste del arquero rival.

El domingo ante Francia, en Moscú

Croacia se erigió como el segundo equipo que disputará el honor de levantar la codiciada copa mundo; por ende, este domingo deberá medirse ante Francia en el estadio Luzhniki, en Moscú, a las 11 de la mañana.

La primera final de una generación que superó a lo que los “héroes del 98´”, la cual consiguió el tercer puesto del certamen. (Favio Hernández)