Así quedó la cara llena de sangre de Messi en el Manchester 

8

Leo Messi dio el susto en Old Trafford en la primera parte del partido de ida de cuartos de final de Champions entre el Manchester United y el FC Barcelona.

El argentino terminó con la cara llena de sangre tras un manotazo de Smalling en una disputa de balón. Al argentino le sangraba la zona de la nariz a borbotones sobre el césped y tuvo que ser atendido en la banda, aunque pudo continuar.

La jugada continúo y lo hizo con polémica por un posible penalti de Piqué que el colegiado no entendió como tal.

Pasados unos minutos en los que los médicos azulgranas le cortaron la hemorragia, Leo Messi regresó al terreno de juego con normalidad, aunque aún con restos de sangre en pómulo y ojo. Afortunadamente, todo quedó en una dolorosa anécdota.