¡Apoteosis de Erick Cortez!

lunes 30 enero 2017

Erick Cortez salvó la corrida de cierre en el marco de la Fiss 2017, después de cortar dos orejas simbólicas a “Don Fabio”, el indulto del astado y la salida a hombros por la puerta grande (Foto/Jorge Castellanos)

1.029 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Erick Cortez salvó la corrida de cierre en el marco de la Fiss 2017, después de cortar dos orejas simbólicas a “Don Fabio”, el indulto del astado y la salida a hombros por la puerta grande (Foto/Jorge Castellanos)
Erick Cortez salvó la corrida de cierre en el marco de la Fiss 2017, después de cortar dos orejas simbólicas a “Don Fabio”, el indulto del astado y la salida a hombros por la puerta grande (Foto/Jorge Castellanos)
Erick Cortez, en su año de las bodas de plata como matador de toros, logró una faena de apoteosis en la emblemática Plaza Monumental de Pueblo Nuevo, cierre de la Feria Internacional de San Sebastián, edición 53.
Su primer toro, “Tanque”, un manso que hizo honor a su nombre, totalmente parado, manso, no quiso nada con la muleta, obligando al torero criollo a apelar por el estoque, pero sin poderlo despachar pronto, se complicó, lo pinchó varias veces antes de enviarlo al más allá.
La antítesis en su segundo enemigo, lo entendió a la perfección, puso en práctica ese bagaje de un cuarto de siglo en el mundo del toro, primero con la capa, logrando una larga cambiada de rodillas y una media verónica de gran factura.
Le gustó el toro al moreno matador, lo esperó de hinojos en la tabla, con varios muletazos, para luego llevarlo a los medios y allí comenzar una faena de mucha suavidad, ante un astado noble, bravo, fijeza y recorrido que fue bien por el pitón derecho y el izquierdo.
Uno y mil muletazos y naturales, acompañado de la música, los gritos de torero, torero en los tendidos y los pañuelos blancos en todo lo alto, en una tarde que apuntaba a irse en blanco, luego de lo poco que aportaron los tres primeros toros.
Faena larga, que bien valió la pena, toro y torero enloquecieron al soberano, ambos entregados en una faena de ensueño, la mejor que ha podido realizar Erick Cortez en la Monumental de Pueblo Nuevo, una de las plazas de mayor tronío en Venezuela y América.
El cantantautor Luis Silva a quien le fue dedicado el toro y el propio diestro se confundieron en un fuerte abrazo luego de concluida la clase magistral del diestro de Maracay, con testimonio de una afición, que un cuarto de plaza se hizo presente en los tendidos.
Gregorio Torres “Maravilla”, con el primero de su lote “Mulato”, y con el segundo “Halcón, puso empeño, voluntad, ganas y mucha vergüenza, sin embargo no pudo cuajar una buena ligazón de pases con ninguno de los dos toros. En el primero recibió dos avisos y en la misma onda con el segundo, que recibió un aviso y despachó al toro luego de pinchar en cuatro ocasiones.
No fue la mejor tarde para este carabobeño criado en San Cristóbal, los toros que le tocaron en suerte no se prestaron para lidia y pese a lo voluntarioso, el querer agradar, no logró que le tocaran la música, que es una lástima conociendo de todo el caudal de sangre torera que lleva dentro el criollo “Maravilla”, quien en una edición de la Fiss fue el ganador de la feria.
El de la casa, Fabio Castañeda, se enfrentó primero a “Malagueño”, un toro anovillado y terciado, muy poco dado a la lidia, sin poder conseguir una ligazón de pases, por consiguiente una faena poco vistosa para la retina de los aficionados.
Una gran estocada, hasta la empuñadura y ante el fuerte batir de pañuelos blancos, la presidencia le otorgó un apéndice.
Al segundo toro y último de la Feria de San Sebastián 2017, de nombre “Bonito”, con un peso de 440 kilogramos, de nuevo apareció la entrega y ganas de agradar de Fabio Castañeda. No pudo descifrarlo, jamás logró una buena ligazón a un toro no muy noble, en algunos pasajes con cierto peligro, para finalmente meterle un espadazo completo, que ameritó luego de dos descabellos.
Terminó una de las ediciones de la Fiss más polémicas de la historia, sin la presencia de las grandes figuras de toda la vida, que obligó a situaciones comprometidas como lo sucedido el pasado sábado cuando no se presentaron dos de los diestros extranjeros que estaban contratados, ante la no cancelación de sus honorarios, el español Eduardo Gallo y el colombiano Ruiz Sánchez Ramsés, sustituidos por la ibérica Mary Paz Vega y el tachirense César Vanegas.
Tampoco vino el mexicano Juan Pablo Sánchez, alternante en la tercera y última de feria con los venezolanos Gregorio Torres “Maravilla” y Fabio Castañeda, alegando su apoderado que no había logrado conectar el vuelo de Ciudad de México con Caracas.
Erick Cortez fue el relevo del diestro mexicano, convirtiéndose luego en un sustituto postinero, el casi seguro ganador del trofeo de San Sebastián de 2017, pese a que será hasta este miércoles cuando la Comisión Taurina hará entrega de los premios.
(Homero Duarte Corona)

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype