Un luchador de MMA acusado de tres asesinatos se escapa camino de la cárcel 

8

Cedric ‘Spiderman’ Marks, un luchador de MMA (Artes Marciales Mixtas) acusado de tres asesinatos y catalogado como «extremadamente peligroso», se escapó del automóvil policial que le trasladaba a la cárcel.

Acusado de los asesinatos de su exnovia Jenna Scott, a quien había intentado ahorcar en varias ocasiones, un amigo de ella llamado, Michael Swearingin. Ambos cuerpos se hallaron enterrados en Clearview (Oklahoma).

El luchador había sido catalogado por la policía como «extremadamente peligroso» y se encontraba a punto de entrar en la cárcel. Jenna Scott había denuciado a Marks, pero la protección no le fue concedida

Marks, que tiene 44 años y cuya última pelea fue en septiembre de 2018, está acusado del asesinato de su ex novia (Jenna Scott) y a un amigo de ella (Michael Swearingin). Los cuerpos de ambos fueron encontrados enterrados el 15 de enero en Clearview (Oklahoma).

El luchador de MMA, con un récord de 31-27-1 y una pelea en Bellator (perdió por sumisión ante Andrew Chappelle en el Bellator 20 de 2010), también está acusado de la desaparición y presunto asesinato en 2009 de April Pease, la madre de uno de sus tres hijos, en Bloomington (Minnesota).

La fuga de Marks se produjo cuando el furgón policial se detuvo en un local de cómidas rápidas de Conroe (Texas).

El estadounidense aprovechó la parada del furgón policial en un local de comida rápida de Conroe (Texas) para escapar. La policía tardó nueve horas en dar con el luchador y volvió a detenerlo para llevarlo a la cárcel. Entre sus cargos también aparece la desaparición y el posible asesinato de April Pease, madre de uno de sus hijos, del cual obtuvo su custodia tras la desaparición de la madre.

La Policía del Condado de Montgomery tardó nueve horas en volver a atrapar y detener al fugado Cedric ‘Spiderman’ Marks.