Salió a festejar su clasificación y se pasó de copas: lo echaron de Río 

2338

Yuri van Gelder vivió una turbulencia de emociones. Tras clasificarse para la fase final de las anillas, el gimnasta holandés, con motivo de festejar el logro, salió a festejar en Río de Janeiro y fue expulsado por volver borracho a la Villa Olímpica donde se hospedan el resto de los atletas.

El Comité Olímpico Holandés decidió expulsarlo de la competencia, ya que contradice los códigos y buenas costumbres que representan a la organización. ¿Cúal fue la razón? El gimnasta de 33 años violó las reglas relativas al consumo de alcohol (aclaradas en las bases de convivencia del equipo).

«Es terrible para Yuri, pero este tipo de comportamiento es inaceptable», dijo el embajador del equipo holandés, Maurits Hendriks, en un comunicado oficial.

No es la primera vez que Van Gelder es sancionado por excesos: en 2009 dio positivo por cocaína, algo que le costó su retirada en 2010. Aunque volvió a competir en 2011, no participó en Londres 2012, por lo que este era su año de vuelta a la competición olímpica.