Rigoberto Urán, quedó  loco al ver a un campesino aguantarle el ritmo mientras iba a 45 km/h

Rigoberto Urán, quedó  loco al ver a un campesino aguantarle el ritmo mientras iba a 45 km/h
Rigoberto Urán, quedó  loco al ver a un campesino aguantarle el ritmo mientras iba a 45 km/h

El ciclismo es uno de los pocos deportes en los que no es extraño ver juntos a amateurs con profesionales. Muchos de los favoritos a las grandes vueltas salen por las carreteras a probarse, y algunos aficionados se unen a ellos intentando seguirles la rueda, con dificultades como es lógico.

Por eso, lo que le ocurrió al colombiano Rigoberto Urán es tan novedoso. El ciclista del EF Pro Cycling estaba rodando ppor una carretera de su país, exprimiendo al máximo la potencia de sus piernas, cuando notó ese típico sonido de tener a otro ciclista cerca, a su rueda. Al echar una mirada atrás, se encontró toda una sorpresa: era un hombre vestido de ropa de trabajo que le estaba siguiendo.

Urán iba a una velocidad nada desdeñable de 45 km/h, lo que supone todo un esfuerzo, por lo que el hombre que logró seguirle tiene más mérito aún. Urán, plata olímpica en Londres 2012 y 2º en el Tour de Francia de 2017, sólo pudo felicitar a su inesperado compañero: «Cuando le sale a uno la verdadera competencia en el camino».

«Estaba haciendo un trabajito contrarreloj cuando me dicen que venía alguien cogiéndome rueda y vean a quien me encontré a más de 45 kilómetros por hora», se sorprende ‘Rigo’ en el vídeo.