La propuesta de la mafia de Italia a Maxi López para romper a Icardi 

611
La propuesta de la mafia de Italia a Maxi López para romper a Icardi 
La propuesta de la mafia de Italia a Maxi López para romper a Icardi 

En el programa ‘Podemos Hablar’ de Argentina, le preguntaron al Maxi López sobre la propuesta de la mafia siciliana a él para darle un susto a Mauro Icardi.

Existe un mito del que se habla en Italia como en Argentina. Cuando aún era atacante del Catania de la Serie A, se comenta que Maxi López recibió una propuesta de la mafia siciliano para darle un ‘susto’ a Mauro Icardi por romper su relación con Wanda Nara y arrebatarle sus tres hijos , que tiene en custodia su ex esposa con el delantero del Inter de Milán. ¿Qué respondió el ex delantero del Vasco Da Gama en el programa ‘Podemos Hablar’ de Telefé?

“Prefiero no hablar de eso”, indicó el futbolista de 35 años de edad. Durante cuatro años (2010-2014) en la ciudad de Catania, el jugador dejó abierta la puerta sobre si existió en verdad era propuesta hacia su compatriota. Maxi siempre guardó una buena relación con la ciudad, por lo que es probable que esa historia sea cierta con respecto al triángulo más hablado fuera de las canchas: el de él, Mauro Icardi y Wanda Nara en Italia.

Asimismo, Maxi López confesó que la causa gracia que se haya creado el verbo ‘Icardear’ en las redes sociales al igual que todas las cuestiones que comentan sobre él. “No me afecta todo eso, es parte de mi vida, una parte menos alegre, pero ahora estoy súper bien. Soy una persona que deja atrás todo ese tipo de situaciones y tiro para adelante”, agregó el jugador.

Sin equipo tras abandonar el Vasco Da Gama, Maxi López busca club en Europa para estar cerca de sus tres hijos. Su última aventura en la Serie A fue en el Udinese. Ahí marcó seis goles en 28 partidos disputados. En total, Maxi ha jugado en seis instituciones de la liga italiana: Catania, AC Milan, Sampdoria, Chievo Verona, Torino y Udinese. ¿Habrá un séptimo?

Su guerra interna contra Wanda Nara y Mauro Icardi

«Cuando una persona trata a través de los más chicos de hacer daño a otra persona me parece que no está bueno. No por mí, yo lo puedo manejar. Pero los chicos quedan en una situación que no está bueno».

«Me ha pasado mil veces que me pregunten ‘Papá, ¿por qué no viniste al partido?’. Y papá fue al partido, pero no te pudo ver. O ‘¿por qué no me llamaste?’. Y papá te llamó…».

«En el último año los vi dos veces a mis hijos. Cuando yo me veo con ellos es como si no hubiese pasado el tiempo, hay un ambiente que está bueno. Pero si yo que soy grande lo sufro, me imagino que ellos también. Pero quizás en algún otro momento va a cambiar».

«Hay un acuerdo firmado por un juez pero nunca se cumple. Me tengo que abocar a la buena predisposición de ella y es por lo que lucho día a día. Ella lo sabe. Mi lucha es para tratar de estar presente porque sé que me estoy perdiendo un momento de la vida de ellos que no va a volver atrás».

«Viajé desde Brasil a Europa dos o tres veces para verlos, de las cuales los vi solamente una. Era complicado tomar un avión de doce horas de Brasil a Italia. Así que ahora voy a tratar de volver a jugar a Europa».

«En cinco años nunca pudimos tener un acuerdo. A veces por ahí no se puede respetar una cosa o la otra, pero vos te acomodás por los nenes. Yo me acomodé siempre para ver a mis chicos. Estando en otras ciudades, tuve que viajar siempre y lo hacía con total placer».

«Siempre es un tema de plata. Cuando tendría que estar yo en semana de vacaciones con ellos, tengo que pagar vacaciones de ella o viajes. Siempre el problema es la plata. A mí me encantaría poder solucionarlo con ella, que no sea todo expuesto. más que nada porque los chicos están creciendo y saben todas las cosas. Me parece que el tema del dinero es un pretexto».

«Con él (Mauro Icardi) pasa lo mismo, tengo el mismo feedback que con Wanda. Muchas veces ha cortado llamadas que yo tengo con mis hijos. Es la misma situación con una persona o con la otra».

«Cuando te tocan a tus hijos o los utilizan para dar un mensaje no está bueno. Y se lo dije una vez que hablé con él. Le dije que en un futuro iba a ser padre e iba a entender lo que es la situación. Por ahí ahora no lo entendés porque no lo sos, le dije. Pero no está bueno. Obviamente la respuesta fue negativa. Cuando mis hijos vienen utilizados en una situación, me jode y me duele, soy padre y es normal».