Hakan Sukur: de goleador en Turquía al exilio en EEUU como conductor de Uber y vendedor de libros

miércoles 15 enero 2020

Hakan Sukur: de goleador en Turquía al exilio en EEUU como conductor de Uber y vendedor de libros
Hakan Sukur: de goleador en Turquía al exilio en EEUU como conductor de Uber y vendedor de libros

1.046 views

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Es ídolo del Galatasaray, club en el que estuvo durante diez temporadas. Jugó en Torino, Inter y Parma de Italia. Fue capitán de la selección de su país con la 9 en su espalda. Y encima, el autor del gol más rápido en la historia de los Mundiales después de convertir a los 11 segundos en el duelo por el tercer puesto de la Copa del Mundo de 2002 ante Corea del Sur, uno de los dos anfitriones del torneo. Pero Hakan Sukur atraviesa un presente totalmente distinto: tuvo que abandonar Turquía por ser perseguido por el régimen de Erdogan y ahora se gana la vida manejando un Uber y vendiendo libros en Estados Unidos.

Perseguido político por el presidente Erdogan luego de haber denunciado escándalos de corrupción del partido AKP, el ex futbolista vivió un martirio: sufrió acusaciones por parte del gobierno, que le confiscó todos sus bienes. «No me queda nada en ningún lado. Erdogan me quitó todo. Mi derecho a la libertad, a expresarme, todo», comentó.

Además, Sukur, de 48 años y autor de más de 300 goles durante su carrera, señaló: «Recibí amenazas, mis hijos fueron acosados en la calle y arrojaron piedras a la casa de mi esposa». Incluso su padre terminó preso, aunque lo liberaron por sufrir de cáncer.

El turco, que contó su historia en el medio alemán Welt am Sonntag, aseguró que también sufrió la acusación de haber participado en el intento de golpe de Estado en 2016. «Me acusaron de traidor y terrorista y yo amo a mi bandera y a mi país», dijo.

Actualmente, Sukur está exiliado en Estados Unidos, donde trata de rehacer su vida junto a sus seres queridos. De hecho, se encuentra manejando un Uber y también vendiendo libros. Antes había tenido una cafetería, que tuvo que cerrar por problemas con miembros del gobierno de Turquía.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype